Fotografía: María Blanco
Guadalajara, Jalisco.

Periodistas, activistas y sociedad civil en Guadalajara, se sumaron a las decenas de manifestaciones que se llevó a cabo en los diferentes Estado de México por el recién asesinato del director de un medio digital en Salinas Cruz, Oaxaca.

Heber López es el quinto periodista en lo que va del año víctima de la violencia por la que atraviesa la prensa en el país.

Hace 20 días aproximadamente los profesionales de la comunicación y la sociedad civil se reunieron en el mismo lugar, Plaza de Armas, para alzar su voz y visibilizar los tres primeros asesinatos del 2022.

Pero ¿Por qué matan a los periodistas? y ¿Por qué es importante el periodismo hoy en día en el siglo XXI?

José Carlos Rodríguez Toral, reportero en Guadalajara, compartió al respecto que el asesinato de José Luis Gamboa, director de un portal de internet en Veracruz; el fotógrafo independiente Margarito Martínez y la periodista Lourdes Maldonado en Tijuana; y Roberto Toledo colaborador del portal Monitor Michoacán, dejan venas abiertas que hieren a la sociedad mexicana.

“La mayoría de las veces cuando un periodista o una periodista es asesinada tiene que ver con su labor informativa, entonces cuando se le calla con la violencia afecta a toda la sociedad porque no se va enterar de la información que estaba investigando, que estaba compartiendo, es un atentado a la libertad de expresión y contra el derecho a la información de la sociedad”.

Actualmente en Jalisco no hay registro de periodistas asesinados, sin embargo, la violencia verbal y el acoso hacia los comunicadores es una realidad, detalló José Toral.

“Aquí en Jalisco en los últimos años no ha habido, afortunadamente, víctimas mortales pero si hay un clima de violencia hacia las periodistas, descalificación a nuestro trabajo, de ataques, censura y bloqueos en la información, además de haber una situación de precariedad que también afecta bastante nuestra labor, la mayoría de la gente que hacemos este oficio trabajamos sin derechos laborales, sin seguridad social, sin aguinaldo, y sí sumamos eso más las condiciones de violencia, la situación muy complicada”.

La consigna de los manifestantes es que el gobierno pare con la violencia que amenaza a los periodistas.

De manera simbólica se montó un altar con veladoras, y se colgaron credenciales en el kiosko de la Plaza de Armas, con los nombres de los periodistas asesinados desde el 2000 a la actualidad.

María Ramírez Blanco

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here