Fotografía: Mesport
Guadalajara, Jalisco.

Después de al menos 50 años sin un lugar en condiciones adecuadas para entrenar, parece que los atletas de Jalisco por fin tendrán una pista que irá de acuerdo con sus necesidades para practicar ese deporte.

El problema es que ésta se ubicará en los límites de Tonalá y Guadalajara: en el Parque de la Solidaridad.

Después de los Juegos Panamericanos, los atletas de la metrópoli tenían al menos dos opciones para entrenar en alto rendimiento: la pista del Polideportivo Revolución y el Estadio Panamericano en Zapopan, pero este último ya es utilizado por beisbolistas, pues es infraestructura que pertenece a los Charros de Jalisco y los Mariachis de Guadalajara.

Así, el destino para los representantes jaliscienses ahora será el Parque de la Solidaridad, ubicado a 25 kilómetros de su último lugar de entrenamiento. Una noticia que no cayó en gracia.

En los últimos 10 años, los atletas jaliscienses han tenido que migrar de un escenario a otro para continuar trabajando y, sin importar esto, los exponentes han logrado resultados destacados a nivel nacional e internacional.

Desde que Charros de Jalisco regresó a la actividad profesional, las autoridades estatales prometieron que aportarían 40 millones de pesos para construir esa pista. Los rumores, de nueva cuenta, apuntan a ello. Sin embargo, son sólo eso a este punto.

Y por ello, los atletas de la Entidad esperan que ya no sean sólo palabras como las de aquel 2014. Exigen que, ahora sí, sea un hecho y cuenten con una pista de alto nivel para que logren entrenar en un escenario que sea lo más cercano a lo que se enfrentan en cada una de sus competencias internacionales.

Jesús Alejandro Sánchez Navarro

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here