Fotografía: Gobierno de Jalisco
Guadalajara, Jalisco.

En cuanto se anunció que habría una pausa estratégica en la aplicación de multas por no verificar, la afluencia de automovilistas disminuyó considerablemente.

Tan solo en el centro de Verificación Responsable de la Carretera a Colotlán, las personas que tratan de cumplir son contadas con la mano y ya no se aprecian las largas filas que había cuando el programa advertía de sancionar a quienes incumplían con las pruebas de emisión de contaminantes.

Jaime Aldrete Medina, representante de la Coordinación Jalisciense de Asuntos Ambientales y Derechos Humanos, mencionó que es el resultado de un proyecto que “nació muerto” y que el Gobierno de Jalisco no ha querido reconocer, debido que hay irregularidades en las máquinas que miden las emisiones contaminantes, además de que algunos verificentros no cuentan con los permisos para operar.

Fotografía: Henry Saldaña

“Pues se encuentra en esa disyuntiva: si voy o no voy a verificar, porque si no voy, pues no me van a multar. Y los que ya fueron, dicen ‘verifiqué para evitar una multa que no existe’. Otro tema es que no veo los permisos, no veo exhibiendo la certificación de los equipos. Entonces, es un intento de verificación y la gente lo está entendiendo así y por eso está bajando la afluencia”.

Jaime Aldrete pidió coordinación con los gobiernos, para que la verificación sea vinculante en todos los estados, y no un programa recaudatorio.

“Que ahorita no le estén pagando el erario público al proveedor, que no tiene la capacidad y que no da una garantía, confianza en que sus equipos sujeten a la norma. Como sea, estos centros de verificación van a la baja y estos centros de verificación van a terminar siendo un adorno”.

Henry Saldaña

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here