Fotografía: Medios
Guadalajara, Jalisco.

Se conoce como derrame cerebral, accidente cerebrovascular o embolia. El infarto cerebral es una enfermedad que, a partir de los 25 años, cada quinquenio aumenta 25% el riesgo hasta los 60 años, explicó el urgenciólogo Ricardo Ascencio.

Con motivo del Día Mundial del Infarto Cerebral, que se conmemora el 29 de octubre, el especialista explicó en una conferencia virtual que se trata de hacer conciencia sobre esta enfermedad que resulta devastadora y catastrófica.

Es el segundo lugar de muerte a nivel mundial y la primera causa de discapacidad. Se clasifica en dos: el isquémico, que es cuando una arteria cerebral se tapa por un coágulo que puede venir del corazón del sistema arterial o sistema venoso profundo, y el hemorrágico, que sucede al romperse una arteria cerebral.

Contó que una paciente llegó con la cara “colgada”, desviación y, al interrogarla, tenía la mano pesada. Esos son los síntomas principales.

Su lengua estaba trabada, no podía tener lenguaje fluido. Esos son los tres signos y síntomas principales de esta enfermedad. En México es impulsada la campaña Camaleón: un acrónimo derivado de cara colgada, mano pesada y lengua trabada.

“La cara colgada, vean ustedes, esta paciente cómo tiene desviación de la comisura labial, una desviación de su cara hacia la derecha y, al mismo tiempo, nosotros al momento de estarla interrogando veíamos que tenía la mano pesada y este es uno de los síntomas principales”.

Los factores de riesgo son:

  • Hipertensión arterial
  • Historia familiar
  • Diabetes Mellitus
  • Tabaquismo
  • Hipercolesterolemia
  • Consumo excesivo de alcohol
  • Obesidad
  • Embarazo y puerperio
Elizabeth Ortiz

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here