Fotografía: EFE/Bienvenido Velasco.
Ciudad de Panamá, Panamá.

La concentración de recursos públicos para enfrentar la pandemia de la COVID-19 en Latinoamérica provocó una desatención de los programas de prevención y tratamiento del VIH/Sida y recrudeció el estigma hacia esta población, afirmaron este jueves funcionarios y pacientes en un foro celebrado en Panamá.

En el encuentro, organizado por la Alianza Liderazgo en Positivo (ALEP) y Poblaciones Clave, los participantes denunciaron la “desatención” y las “deficientes respuestas” del Estado al VIH por la COVID-19, y exigieron que el asunto sea puesto en su agenda ya que está causando una “severa afectación” en la población.

También señalaron que la asignación de más recursos dirigidos preferentemente a la pandemia, además de dificultar el acceso a los tratamientos antirretrovirales (TARV), ha llevado a una reducción en la detección de casos del virus de la inmunodeficiencia humana (VIH).

Un estudio de la ALEP de 2020, identificó que un 59.8 % de la población con VIH entrevistada no pudo participar en los programas de adherencia a sus antirretrovirales por la pandemia, lo que desencadena “graves complicaciones a la salud y puede aumentar las tasas de mortalidad”.

“Hemos tenido un desfase no solo en la cantidad de pruebas para detectar nuevos casos de VIH, también en la entrega de medicamentos y en la realización de test necesarios para saber la condición de las personas que ya están tomando el tratamiento”, dijo la panameña Yari Campos, del Movimiento de Mujeres Positivas con VIH/Sida.

Según Campos, lo que ha ocurrido es que los equipos para el testeo de carga viral y CD4 (recuento de linfocitos), para determinar la salud de las personas con VIH en tratamiento, fueron utilizados para hacer las pruebas de COVID-19.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here