Fotografía: Gobierno de Zapopan.
Guadalajara, Jalisco.

La pandemia por COVID-19 ha provocado un retraso en el lenguaje y el desarrollo neuronal de la población infantil. Incluso, todavía se desconocen los efectos a largo plazo de la pandemia, pero eso no es todo, sino que ha provocado un sobrediagnóstico de autismo y trastorno de déficit de atención, explicó la médica adscrita al Área de Neurología Pediátrica del Hospital Civil de Guadalajara, Rosa Márquez:

“Ahorita hay un sobrediagnóstico, la hipo estimulación que generó la pandemia porque sabemos que hubo modificaciones en cuanto a los trabajos de los papás y, obviamente, al cuidado de los niños, pues los niños tuvieron mayor exposición a electrónicos, estimulación social. Entonces, estos chicos que apenas pasan el desarrollo pues presentaron síntomas que parecían autismo o TDH”.

 

Pero, ¿cuáles son las manifestaciones que están presentando los niños, sobre todo de preescolar y primaria, parecidos a estos diagnósticos, pero son en realidad secuelas de la pandemia? Aquí explica la especialista:

“Chicos que, cuando estuvieron frente a la pantalla, tuvieron problemas para estar atentos a las clases, que están en constante movimiento, son chicos mucho más irritables, poco tolerantes a la frustración que si tú lo ves y preguntas en el diagnóstico de TDA tienen muchos síntomas relacionados, cuando preguntas más allá si lo presenta en lugares públicos y en la escuela y te das cuenta que no, entonces no cumples el diagnóstico”.

La especialista advirtió que, en la población adolescente, los problemas que están presentando son trastornos de la alimentación como anorexia, bulimia, además de depresión.

Rocío López Fonseca

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here