Fotografía: EFE/Madla Hartz
Guadalajara, Jalisco.

El número de muertes por COVID-19 tras dos años de pandemia es de 6.2 millones, pero si se toma en cuenta las defunciones asociadas a la emergencia de salud entonces serían casi 15 millones.

La Organización Mundial de la Salud dio a conocer la nueva estimación sobre el número total de muertes asociadas directa o indirectamente con la pandemia de COVID, lo que se conoce como “exceso de mortalidad” entre el 1 de enero de 2020 y el 31 de diciembre de 2021. Entonces las víctimas mortales podrían ser de 14.9 millones.

El exceso de mortalidad se calcula como la diferencia entre el número de muertes que se han producido y el número que se esperaría en ausencia de la pandemia según los datos de años anteriores.

Las muertes asociadas de forma directa se deben a la enfermedad de COVID y las que estuvieron asociadas de manera indirecta son aquellas que se atribuyen a otras condiciones de salud para las cuales las personas no pudieron acceder porque los sistemas de salud estaban sobrecargados por la pandemia.

El director del organismo internacional, Tedros Adhanom Ghebreyesus, señaló que estos datos no solo apuntan al impacto que tuvo la pandemia sino también a la necesidad de que todos los países inviertan para tener sistemas de salud más resilientes durante las crisis.

La mayoría del exceso de muertes (84%) se concentra en el Sudeste Asiático, Europa y en América.

Alrededor del 68% del exceso de muertes se concentró en solo 10 países a nivel mundial.

Elizabeth Ortiz

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here