salud mental gratuita
Fotografía: EFE / Ernesto Guzmán Jr / Referencial
Guadalajara, Jalisco.

En 2019 todavía existían ciertos estigmas entre la población jalisciense respecto a acudir a recibir ayuda con un psicólogo o un psiquiatra, pero todo cambió después del impacto de la pandemia de Covid-19. Y los indicadores estadísticos lo demuestran.

El aislamiento para evitar contagios, los mensajes falsos que se difundieron rápidamente por redes sociales, las compras de pánico en supermercados y los estantes vacíos provocaron un escenario de paranoia que, entonces, amenazaba con generar caos, pero a un año y medio de distancia, cada vez más jaliscienses prefieren recibir ayuda en su salud mental.

De acuerdo con el Colegio de Profesionales de la Psicología del Estado de Jalisco, de 2019 a 2020 los indicadores de suicidios crecieron 8.2%; los casos pasaron de 605 a 655. Se trata de un aumento, sí, pero no de un aumento escandaloso ante un escenario enmarcado por las condiciones de encierro, el aumento del desempleo, el duelo por la muerte de algún familiar o las dificultades económicas generadas por la pandemia.

En cambio, la solicitud de ayuda en situaciones de crisis se ha disparado. Son cuatro veces más entre el año previo a la alerta sanitaria y el primero en que impactó el Covid-19.

Según el Instituto Jalisciense de Salud Mental, cuando antes había 100 llamadas al día en promedio para la línea de intervención en crisis (075), hoy son hasta 400. La atención de personas con depresión, ansiedad o estrés se cuadruplicó.

Este 10 de septiembre se conmemora es el Día Mundial de la Prevención del Suicidio, por lo que el Instituto Jalisciense de Salud Mental recuerda que esta línea de atención en crisis está habilitada en todo momento y que sí hay una diferencia después de llamar.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here