Gregorio Torres Quintero
Fotografía: Ignacio Pérez Vega
Guadalajara, Jalisco.

Padres de familia y alumnos de la Primaria “Gregorio Torres Quintero” bloquearon la Avenida Federalismo, entre Avenida de Los Maestros y José María Vigil, por más de 30 minutos, para protestar por el cierre del plantel, lo que obligará a los niños a buscar otra opción porque el edificio se va a convertir ahora en una escuela para maestros.

Desde este jueves, a los niños ya no se les recibió en las aulas y personal de la Secretaría de Educación les indicó que deberían inscribirlos en tres planteles cercanos.

Jacqueline Villanueva, quien tiene a su hijo en tercero de primaria, solicitó como primer punto que a los niños se les permita concluir el ciclo escolar en la primaria.

Sin embargo, no quieren cambiar a sus hijos.

“Ayer jueves nomás llegamos y nos pidieron nuestro nombre y que ya no iba a haber clases y que buscáramos otra primaria. Fue todo lo que nos dijeron, y se nos hace una injusticia porque la escuela es para todos. Yo pienso que es hasta un daño psicológico que le hacen a mi hijo, ir a llevarlo a otra escuela, a la mitad del ciclo. Yo pienso que es por los edificios en construcción. Dicen que se va a usar en dar clases a los maestros, pero de todos modos, aunque sea, deberían terminar el ciclo escolar”, indicó.

Por su parte, la madre de familia Sandra Íñiguez, quien tiene dos hijos que toman clases en la primaria, solicitó la intervención del gobernador para que la escuela “no cierre sus puertas”. Incluso interpusieron una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco CEDHJ para impedirlo.

El director de Atención y Seguimiento de la Secretaría de Educación, Fernando Lozano Morales, explicó que el cierre del plantel se anunció desde hace tres años, por lo que ya no se recibía a los alumnos de primero a tercer grado.

La Secretaría de Educación tenía el registro de que había 27 niños de cuatro y sexto, cuando en realidad hay más de 40. La diferencia de esos 13 alumnos es que nunca estuvieron inscritos, por lo que estaban ahí en forma irregular, dijo el funcionario.

“En este proceso de cierre ya hay 30 papás que han elegido su reubicación y ahorita solo hay diez niños por reubicarse que están siendo atendidos todavía en la escuela “Torres Quintero”, en un grupo de cuarto y en un grupo de sexto grado. La escuela tiene 15 aulas y solamente estamos utilizando dos. Ahorita en la escuela ustedes pueden confirmar que hay niños atendidos en sexto grado y son los niños que, si sus papás. no encuentran una reubicación de escuela, seguirán siendo atendidos en este plantel”, expuso.

El funcionario afirmó que los niños que no estaban inscritos, tendrán que ser regularizados para que no pierdan el año escolar.

Los padres de familia presentaron una queja ante la Comisión Estatal de Derechos Humanos Jalisco (CEDHJ), como una medida desesperada para que las aulas no se cierren. Indican que “es ilógico” que vaya a cerrar un plantel al que se le invirtieron un millón 500 mil pesos el año pasado.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here