Fotografía: Gobierno de Guadalajara
Guadalajara, Jalisco.

El acuerdo alcanzado el domingo pasado entre pobladores de Temacapulín, Acasico y Palmarejo y el Presidente Andrés Manuel López Obrador, para que la Presa El Zapotillo siga adelante con una altura de 80 metros para la cortina, “es positivo”, afirmó el alcalde de Guadalajara, Pablo Lemus Navarro.

No obstante, aún se requiere afinar ese acuerdo, ya que colocar un vertedero a una altura de 42 metros, como lo piden los habitantes, no es lo adecuado. En su opinión, se necesita que ese vertedero quede a 60 metros para que el agua llegue al Área Metropolitana de Guadalajara. Lemus Navarro agregó que él está de acuerdo en que ninguno de los tres pueblos se inunde.

Añadió que tampoco se dijo nada sobre la inversión complementaria que debe hacerse para que el agua llegue a la capital jalisciense, y para ello se necesitan 10 mil millones de pesos que deben ser aportados por la Federación.

“Porque esto es una red y requieren de muchos recursos federales y se requieren alrededor de 10 mil millones de pesos. Las estimaciones que nos han dado es que, si hay presupuesto para el próximo año, al final de este sexenio El Zapotillo podría empezar a funcionar; es decir, necesitamos cuando menos dos temporales para que El Zapotillo funcione, pero forzosamente se necesita terminar (la presa derivadora) El Purgatorio”, aseguró.

Lemus Navarro precisó que entre las obras complementarias a la Presa El Zapotillo está el sistema El Purgatorio, que implica construir una planta de bombeo, una planta potabilizadora, un sistema de distribución y un acueducto de 17 kilómetros. A precios de 2014, se requerían seis mil 800 millones y, hoy, esa cifra actualizada es de 10 mil millones de pesos, afirmó el alcalde.

El agua que se capte en El Purgatorio tiene que subirse a una altura de 585 metros hacia Guadalajara.

Este tema quedó pendiente de definir por el presidente López Obrador. Sin embargo, Lemus sostuvo que los acuerdos expresados este domingo “son muy importantes”.

Sobre el tema político, el presidente municipal tapatío puso en duda que los abucheos al gobernador Enrique Alfaro hayan sido de los pobladores de Temacapulín, y señaló que más bien se trata de seguidores de Morena, quienes le gritaron “fuera” al mandatario estatal.
Ignacio Pérez Vega

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here