Fotografía: Ignacio Pérez Vega.
Guadalajara, Jalisco.

Ante las inasistencias del regidor de Morena, Carlos Lomelí, quien no acudió a las tres sesiones más recientes del pleno del Ayuntamiento de Guadalajara, entre ellas la sesión solemne por el 480 aniversario de la fundación de Guadalajara, el alcalde Pablo Lemus Navarro anunció que estudia la posibilidad de emprender una acción legal para que se le sancione, ya que calificó al edil de “aviador”.

Lemus Navarro acudió alrededor de las 2 de la tarde a la oficina del regidor morenista en Palacio Municipal y preguntó a la secretaria de Carlos Lomelí si estaba en su oficina. Sin embargo, el edil de oposición no estaba en su lugar de trabajo.

“¿No estará el doctor Carlos Lomelí?”, preguntó Lemus. “No se encuentra. Salió antes”, dijo la asistente. “Pero no vino a la sesión el lunes, ayer se reportó en México. No ha venido en toda la semana. No vino a la sesión de aniversario”, insistió el alcalde. “Ahí está lo que les decía”, agregó.

Lemus Navarro dijo que esa es la prueba de que Lomelí no va a trabajar a su oficina y tampoco acude a las sesiones de Ayuntamiento.

El sueldo mensual del regidor Carlos Lomelí es de 89 mil pesos mensuales.

“Ha quedado desenmascarado que Carlos Lomelí simplemente es un aviador del municipio. En la sesión del pleno del Ayuntamiento por el 480 aniversario no se presentó el lunes pasado, a la sesión más importante del año. No se ha presentado en toda la semana a trabajar aquí al Ayuntamiento. No se vale, porque recibe un sueldo como regidor. Quiero aprovechar para reconocer que los demás regidores de Morena sí asisten y trabajan, me refiero al regidor Chava Hernández, me refiero a las regidoras Mariana Fernández y Cande Ochoa, ellas sí trabajan y están aquí a diario atendiendo a la gente, pero Carlos Lomelí no. No atiende, no acude, solamente graba videos desde la Ciudad de México, donde está negociando contratos a sobreprecio de sus medicinas”, expresó.

En respuesta, el edil Carlos Lomelí envió un comunicado en el que expuso que el trabajo de un regidor no es sólo de escritorio, sino que hay que salir a la calle a escuchar a los tapatíos.

Lomelí explicó que acudió a la Ciudad de México para solicitar a la Secretaría de la Función Pública que atraiga la investigación sobre el presunto sobreprecio de 300 millones de pesos que el Gobierno de Lemus pagó por el arrendamiento de los vehículos para la Comisaría de la Policía Municipal.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here