gobierno Afganistán
El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani (d), y Abdullah Albdullah, el segundo candidato más votado en las elecciones del pasado septiembre. EFE/EPA/JACEK TURCZYK/Archivo
Bruselas, Bélgica.

El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, celebró este domingo el acuerdo de Gobierno en Afganistán tras meses de incertidumbre y llamó a aprovechar la oportunidad “sin precedentes” para la paz.

“Celebro la decisión tomada por los líderes políticos de Afganistán para resolver sus diferencias y aunar esfuerzos para formar un Gobierno inclusivo”, indicó en un comunicado Stoltenberg. “Todas las partes deberían aprovechar esta oportunidad para la paz”, agregó.

El presidente de Afganistán, Ashraf Ghani, y Abdullah Albdullah, el segundo candidato más votado en las elecciones del pasado septiembre y que no reconoció la victoria de su rival, alcanzaron hoy un acuerdo político para poner fin a meses de inestabilidad política en el país.

Abdullah liderará el Alto Consejo de Reconciliación Nacional y miembros de su equipo serán incluidos en el gabinete.

En plena pandemia de coronavirus y ante la continuada violencia de los talibanes contra sus los afganos, Stoltenberg consideró que “es más importante que nunca que todos los líderes afganos se unan y trabajen hacia una paz duradera en Afganistán”.

También instó a los talibanes a cumplir sus compromisos, reducir la violencia “ahora”, participar en las negociaciones entre afganos y “realizar verdaderos compromisos para una paz duradera y el beneficio de todos los afganos”.

“Necesitamos ver un acuerdo integral que ponga fin a la violencia, salvaguarde los derechos humanos de todos los afganos incluyendo las mujeres, mantenga el Estado de derecho y elimine los lugares seguros para los terroristas de una vez por todas”, señaló Stoltenberg.

Igualmente, aseguró que los aliados y sus socios permanecen “plenamente comprometidos” con la seguridad y estabilidad de Afganistán a largo plazo, a través de la misión de la OTAN de formación, asesoramiento y asistencia de las tropas afganas que permanece en el país y mediante financiación.