esperan un riñón
Fotografía: EFE/ Marton Monus
Guadalajara, Jalisco.

El Consejo Estatal de Trasplantes de Órganos y Tejidos (CETOT) contabiliza a cuatro mil 572 personas en espera de un riñón… pero es una cifra subestimada. La presidenta honoraria de la asociación civil Donación de Milagros, Mily Naveja, explica que en realidad son cerca de ocho mil.

“No es una cifra real. ¿Por qué? Porque nosotros tenemos, más o menos, una lista de seis mil 650, más la gente que falta de registrarse porque del tema renal tú haces tu protocolo, a ver si tu donador vivo puede donar, pero luego resulta que no puede, por x, y o z, porque no cumple alguna… Entonces, todos esos pacientes, un porcentaje se va a la lista de espera y ahora no se han actualizado los protocolos porque no en todos lados se ha abierto la consulta normal”.

Tan solo en Mezcala hay unos mil pacientes, pero ni siquiera todos tienen los medios para venir a Guadalajara a sus consultas, así que están fuera de los registros.
Actualmente hay cinco mil 518 pacientes en espera de un órgano, de acuerdo con la página web del CETOT: 4 mil 572 de riño, 896 de córnea, 47 de hígado y tres de otros.

El Congreso de Jalisco aprobó la extinción del CETOT, pero es tan grande el problema en el Estado que en realidad es necesario crear un Instituto Renal, comentó la presidenta de Donación de Milagros.

“Pues sí queremos que entiendan, la sociedad, sobre todo, el problema real que hay en Jalisco: que 11 % de la población de Jalisco tiene insuficiencia renal, uno de cada 10 jaliscienses tenemos insuficiencia renal. Entonces, por eso creemos que urge; ahora con la desaparición del CETOT, el nuevo Instituto o la nueva dependencia no sólo se encargue de promover la donación de órganos, sino se encargue de promover la prevención para que no lleguen a estas instancias la gente”.

La petición de distintas asociaciones consiste en que sea obligatoria la aplicación de un examen para conocer la condición de renal en los niños para evitar que lleguen a los 10 o 12 años con problemas más fuertes.

El balance que hizo del funcionamiento es el siguiente: Los procuradores de órganos es un área que funciona bien y debería continuar, pero hicieron falta más campañas para visibilizar al organismo que promueve los trasplantes. Además, piden que tomen en cuenta a las asociaciones civiles y que haya consejeros ciudadanos en el nuevo organismo.

Mientras tanto, Jalisco tiene que resolver el rezago que provocó la pandemia desde 2020, porque de tener entre 400 y 600 trasplantes por año, la cifra se desplomó hasta alcanzar solo alrededor de 200.

Elizabeth Ortiz

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here