Fotografía: Transmisión en redes
Guadalajara, Jalisco.

Agrupaciones como la Unicef México, Salud Justa MX, el Poder del Consumidor, el Instituto Nacional de Cardiología y el Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades, hicieron un llamado al Senado de la República para que se regulen las grasas trans en los alimentos.

Ruy López Ridaura, quien es epidemiólogo y director del Centro Nacional de Programas Preventivos y Control de Enfermedades, explicó que las grasas trans deben ser eliminadas de los alimentos, ya que se trata de un aditivo tóxico que tapa las arterias.

Se les puede encontrar en chocolates, frituras de maíz, papas fritas, pizzas, pollo frito, en hamburguesas procesadas y en bollería diversa con relleno cremoso.

“Se ha estimado que entre 5% y 10% de las muertes cardiovasculares se pueden prevenir al eliminar la ingesta de ácidos grasos industriales de la población. Esto implica que entre 15 mil y 30 mil muertes, año con año, se pueden prevenir una vez que los eliminemos completamente”, expuso.

Existe un dictamen, ya aprobado por la Comisión de Salud del Senado, que se presentará a primera lectura la siguiente semana, el cual prevé adicionar el Artículo 216 bis a la Ley General de Salud, para que las grasas trans se reduzcan a no más de dos gramos por cada 100 gramos del total de grasas en un producto, explicó Érick Antonio Ochoa, director de Salud Justa MX.

“El dictamen incluye a las dos (ácidos grasos y grasas trans), es una combinación de ambas. El dictamen propuesto por la Comisión de Salud, a iniciativa de la senadora Lilia Margarita Valdez, incluye la prohibición de aceites parcialmente hidrogenados y la prohibición de contenidos de ácidos grasos trans de producción industrial, a no más de dos gramos por cada 100 gramos del total de grasas o aceites en todos los alimentos”, explicó.

Érick Antonio Ochoa precisó que cada año hay más de 260 mil defunciones por enfermedades cardiovasculares atribuibles al consumo de ácidos grasos trans. Ésta es la verdadera pandemia que llegó desde hace 20 años a México.

Alejandro Calvillo, representante del Poder del Consumidor, dijo que, por ejemplo, la margarina dura más en los supermercados y es más barata que la mantequilla y su consumo está vinculado a procesos degenerativos a nivel neuronal.

“Lo que tenemos es que estos productos, las grasas trans, contribuyen mucho a la hipertensión, junto con otros ingredientes que tienen los alimentos ultraprocesados que no solamente causan esta muerte directa, sino que también nos vuelven muy vulnerables a epidemias como la de Covid-19”, subrayó.

Finalmente, Delhi Trejo, representante de Unicef México, expuso que los adolescentes han expresado que necesitan saber más sobre ciertos términos en el etiquetado de alimentos, entre ellos, todo lo relacionado con las grasas trans.
Ignacio Pérez Vega

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here