Morena deuda Ayuntamiento de Guadalajara
Fotografía: Ignacio Pérez Vega
Guadalajara, Jalisco.

En una larga sesión, el pleno del Ayuntamiento de Guadalajara aprobó la reestructuración de la deuda municipal, por un monto de mil 401 millones de pesos, hasta un plazo de 15 años.

La votación fue de 15 sufragios a favor, de los ediles de MC, PRI, PAN y Hagamos y tres votos en contra de los ediles de Morena.

Con esta autorización, el gobierno de Guadalajara calcula que podrá “liberar” 200 millones de pesos que ahora está pagando a los bancos BBVA y Banorte.

La regidora de Morena, Mariana Fernández Ramírez, dijo que el Ayuntamiento hizo un ‘mal negocio’, ya que para “liberar” 200 millones de pesos tendrán que pagarse 400 millones de pesos, por concepto de intereses, a un plazo de 15 años.

“En estos términos, bajo ninguna lógica es posible para el grupo edilicio de Morena aprobar este dictamen que compromete el futuro del municipio. Al final, que la historia se los reclame a ustedes, por liberar 200 millones de pesos y llegar a negociaciones con los bancos. Le acaban de ‘meter’ a Guadalajara una deuda a 15 años, cuando íbamos a terminar de pagar hasta 2028 y no solamente eso, los intereses de este refinanciamiento serán de lo doble del dinero liberado. El dinero liberado son 200 millones, lo que se pagará de intereses son 400 millones. Nosotros no votaremos a favor de este refinanciamiento”, expresó.

Por su parte, Patricia Campos Alfaro, presidenta de la Comisión de Hacienda, respondió que la renegociación de la deuda será benéfica para los ciudadanos, ya que permitirá tener más dinero para emprender obras públicas.

“Una vez que logremos lo anterior, los recursos que se liberen se destinarán a las inversiones productivas, no a gasto corriente, tal y como lo dispone la ley. No vamos a ir más allá de lo que permita la norma”, aseguró.

Los ediles del PRI, Sofía García; del PAN, Fernando Garza; y de Hagamos, Tonatiuh Bravo, votaron en bloque a favor de la reestructura de la deuda, propuesta por el alcalde Pablo Lemus, al considerar que sí pueden obtenerse mejores condiciones con algún otro banco.

Añadió que la reestructura de la deuda tendrá que contratarse luego de un proceso de licitación nacional y las obras que se deriven del dinero fresco, tendrá que ser votadas en el pleno.

Ante las críticas de Morena, Tonatiuh Bravo dijo que el tema se revisó durante tres meses, por lo que no se está dando un “cheque en blanco” a Lemus.

“Una vez que eso pase, el tesorero informará a este pleno y el presidente municipal tendrá 15 días para presentar la propuesta de la inversión pública y deberá ser votado por este Ayuntamiento. No estamos dando cheques en blanco a nadie”, aclaró.

Por otra parte, durante la sesión, el edil Tonatiuh Bravo propuso y se aprobó que la Comisión de Transparencia, Rendición de Cuentas y Combate a la Corrupción, revise los convenios entre el Ayuntamiento y los desarrolladores del proyecto inmobiliario Iconia, ya que están vencidos los plazos del acuerdo, al no estar listas las obras que debió realizar la empresa, entre ellas un Polideportivo.

Dijo que los regidores que integran la Comisión de Transparencia deberán ir “a campo” a revisar las obras que debió efectuar la desarrolladora.

En la sesión se presentaron 53 dictámenes a votación y además los regidores plantearon 20 iniciativas.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here