Fotografía referencial: Ignacio Pérez Vega
Guadalajara, Jalisco.

La bancada de Morena en la Cámara de Diputados busca imponer un estado de “excepción” presupuestal que se prolongue hasta la mitad de 2021.

El senador de Movimiento Ciudadano (MC), Clemente Castañeda, dijo que el dictamen que supuestamente hace “ajustes” a la iniciativa del presidente López Obrador para reformar la Ley Federal de Presupuesto y Responsabilidad Hacendaria, “no es una mejora, sino una trampa”, que puede resultar aún más peligrosa y dañina para las finanzas públicas del país.

“El dictamen que ahora están empujando contiene dos grandes características que le permitirían al presidente de la república, modificar a su gusto y en total discrecionalidad el presupuesto federal de egresos hasta las elecciones de 2021. El dictamen le permite al presidente, declarar una emergencia económica cuando se deterioren los indicadores macroeconómicos y cuando se registre en un trimestre, una caída del PIB de 1% en comparación con el mismo trimestre del año anterior”, subrayó Clemente Castañeda, senador de MC.

Clemente Castañeda advirtió que durante la pandemia del COVID-19 los legisladores deben revisar y aprobar cualquier cambio al gasto federal.

“Esto es una simulación, porque mientras el Ejecutivo haga modificaciones hasta por 9.9% del presupuesto, que equivaldría a más de $608 mil millones, se podría evitar la intervención del Poder Legislativo. En MC tenemos la convicción de que cualquier adecuación presupuestal, en un contexto de emergencia económico como este, debe ser revisada y aprobada por la Cámara de Diputados, como la instancia corresponsable en la política presupuestal de nuestro país”, enfatizó Clemente Castañeda, senador de MC.

Para la fracción de MC en el Senado, los morenistas insisten en violentar el “equilibrio de poderes” y lo que en realidad quieren es convertir el Presupuesto de Egresos, “en un cheque en blanco”, a merced del presidente de la república.

Por ello, no avalan convocar a un periodo extraordinario de sesiones para discutir los cambios en materia de presupuesto. Lo que urge ahora, añadió Clemente Castañeda, es atender la emergencia nacional sanitaria y económica provocada por el COVID-19.

Ignacio Pérez Vega