crisis climática
Fotografía: EFE/Jeffrey Arguedas
Ginebra, Suiza.

El Consejo de Derechos Humanos de la ONU aprobó hoy por 42 votos a favor, uno en contra y cuatro abstenciones la creación del cargo de relator sobre derechos humanos y cambio climático, con el mandato de proteger las libertades fundamentales ante la crisis generada por el calentamiento global.

La resolución que constituye esta figura fue presentada por la Unión Europea junto a Panamá, Paraguay, Sudán y varias naciones insulares a las que el propio cambio climático podría poner en grave riesgo, como Fiji, las Islas Marshall o Bahamas.

La figura del relator sobre cambio climático se aprueba el mismo día en el que el consejo de Naciones Unidas también sacó adelante una resolución que reconoce que vivir en un medio ambiente limpio, saludable y sostenible es un derecho humano más.

La creación del relator fue celebrada por diversos estados promotores de la iniciativa, así como por organizaciones de derechos humanos como Human Rights Watch (HRW), cuya subdirectora, Lucy McKernan, manifestó su esperanza en que con esta figura se determinen responsabilidades frente a los abusos medioambientales.

La resolución “reconoce que la crisis climática es también una crisis de derechos humanos”, aseguró la responsable de HRW, quien destacó que la figura del relator “envía un mensaje esperanzador a millones de personas en el mundo que necesitan que sus gobiernos reconozcan y enfrenten estas crisis”.

Amnistía Internacional (AI) también celebró la aprobación de este cargo, que en palabras de la organización “facilitará que la ONU apoye a los Estados para que mejoren su comportamiento medioambiental”.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here