Fotografía: Ignacio Pérez Vega
Guadalajara, Jalisco.

Tras visitar el Panteón de Mezquitán, la regidora de Morena, Candelaria Ochoa Ávalos, confirmó el olvido en el que está el cementerio que tiene una antigüedad de 125 años.

De las cerca de 60 mil tumbas que conforman el Panteón de Mezquitán, alrededor de 17 mil están acordonadas por Protección Civil, al representar un riesgo de que alguien pueda caer.

Durante su recorrido por el cementerio se observó que hay huesos a la intemperie, lápidas destruidas y huellas de vandalismo. Incluso, se pudieron ver restos de una fogata hecha por personas que se brincan la barda.

“Lo que estamos viendo hoy es que hay un descuido total de los panteones. Aun cuando la Unesco reconoce al Día de Muertos como patrimonio inmaterial de la humanidad, aquí lo que vemos es una destrucción material del panteón, de las tumbas, el vandalismo. Ahí vieron huesos al aire libre en una tumba, pero no están tapados”, expresó.

Por ello, la regidora de oposición advirtió a quienes van a visitar en concreto el Panteón de Mezquitán para visitar a sus difuntos, que lo hagan con mucho cuidado para evitar un accidente.

Candelaria Ochoa reconoció que algunos particulares propietarios de las criptas las han abandonado. Sin embargo, quienes no pueden hacerlo son los empleados municipales y el Ayuntamiento, que deben darle mantenimiento al lugar.

“Es absolutamente inseguro. Eso es lo que le acabo de decir al director del panteón, porque incluso me dice que no hay un registro que sería facilísimo de hacer. ¿En el último año cuantas personas vinieron a visitar qué tumbas? Entonces, haces una evaluación: las que no vienen, hay que localizarlas y reportarlas. Eso es lo que tendría que hacer el Ayuntamiento: garantizar la seguridad reforzando los hundimientos para que no sigan las fosas al descubierto como están ahorita”, advirtió.

El Artículo 115 Constitucional obliga a los ayuntamientos al cuidado y al mantenimiento de los cementerios, por lo que el Gobierno de Guadalajara, dijo, no puede lavarse las manos y señalar que así ha estado el panteón por muchos años.

El Panteón de Mezquitán fue construido por mandato del gobernador Mariano Escobedo el 2 de noviembre de 1896, por lo que este Día de Muertos cumple 125 años de existencia. Es el segundo cementerio más antiguo de Guadalajara, después del Panteón de Belén.

El colmo de la inseguridad es que hay reportes de que han ocurrido asaltos de visitantes al panteón por parte de delincuentes que están adentro, esperando a sus víctimas, y eso no puede tolerarse, señaló la regidora.

En esta ocasión, el Ayuntamiento de Guadalajara permitió 70% de aforo en los panteones, por la pandemia. Habrá filtros sanitarios, con un horario de atención de las 8 de la mañana a las 6 de la tarde, del 26 al 2 de noviembre.

Por cierto: no está permitida la música en vivo o con reproductores de audio y los visitantes deben portar cubrebocas en todo momento.
Ignacio Pérez Vega

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here