Ocotlán, Jalisco

A dos años del cierre definitivo de Celanese Ocotlán, todavía quedan asuntos pendientes, al menos respecto a lo que se hará con los bienes inmuebles que a lo largo de más de 7 décadas, lograron crear los trabajadores sindicalizados de esta industria. Por ello, este sábado 26 de febrero, surgió una nueva agrupación, conformada principalmente por las últimas personas que formaron parte de la fábrica y liquidados por la misma al cierra en octubre de 2019, quienes buscan que estos bienes inmuebles, consistentes en una cancha de fútbol, un estadio y el edificio del ex sindicato, sean vendidos para su beneficio y el de los ex trabajadores previos a ellos.

Sergio García Castañeda, presidente de esta sociedad, denominada Alianza de Trabajadores para la Industria, expresó el objetivo de su primer asamblea y lo que buscan a largo plazo:

“El principal objetivo de la asamblea es unificar a la mayoría de los ex trabajadores de la empresa Celanese, porque creemos que tienen el derecho al reclamo de los bienes sindicales. Lo que nos falta hacer es integrarlos como grupo, a la sociedad que ya formamos nosotros hace dos años y medio aproximadamente, con la cual hemos venido trabajando y gestionando las propiedades del sindicato que por derecho creemos que nos corresponden”.

Para lograrlo, han dado difusión a través de diversos medios, labor que continuarán durante los próximos días, ya que tienen como límite 45 días más para poder afiliar ex trabajadores, aún así, con la buena respuesta de esta primera asamblea, donde acudieron alrededor de un centenar de personas, confían en que lograrán mas adeptos.

Otra cuestión a la que hizo referencia García Castañeda, es la Asociación Civil: Comisión por la Salud y el Bienestar de los ex Trabajadores de Celanese Ocotlán, la cual legalmente es propietaria de los espacios que reclaman, aunque buscan convertirlos en bienes públicos. Sobre ellos, aseguró que están abiertos al diálogo:

“Diálogo; si quieren dialogar no estamos cerrados, si quieren platicar no estamos cerrados. Sí estamos puestos en la posición que tenemos, no nos movemos, porque eso nos ha llegado a estar hasta aquí, movernos a estas alturas sería traicionar a muchos socios que se han adherido, entonces, que sepan nuestra postura, el porqué de nuestra postura, el porqué lo queremos hacer así y si les convence lo que nosotros queremos hacer, adelante, y si no, lo podemos dialogar”.

Finalmente, García Castañeda aseguró que otra de sus motivaciones para lograr que los bienes inmuebles del ex sindicato sean suyos, es para apoyar a ex trabajadores, cuya situación económica no está del todo bien, incluidos aquellos con una pensión muy precaria.

Juan Carlos Salcido

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here