Ocotlán, Jalisco.

La Secretaría del Sistema de Asistencia Social (SSAS) inició el levantamiento de un censo de necesidades de las familias que habitan en comunidades del Municipio de Poncitlán ubicadas en la ribera del Lago de Chapala, y que han sido identificadas tanto por la incidencia de enfermedades renales como por situaciones de rezago social.

Un total de quince equipos compuestos por personal del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Jalisco, la Secretaría de Agricultura y Desarrollo Rural (SADER) y de la Agencia de Sanidad, Inocuidad y Calidad Agroalimentaria (ASICA), iniciaron las visitas casa por casa en las comunidades de Agua Caliente y Chalpicote.

Con esta iniciativa generarán un padrón georreferenciado de cada una de las familias y de los apoyos específicos que requieren, posteriormente se procederá a levantarlo en las comunidades de San Pedro Itzicán, La Zapotera, Santa María de la Joya y Mezcala.

Bernabé Díaz, nació y ha vivido en la comunidad de Agua Caliente durante 59 años, donde crió a 12 hijos, que le han dado 33 nietos, dijo a los entrevistadores: “Estamos faltos de recursos, no tenemos tanto recurso.  Hay viviendas que necesitan baños, que tienen cartón, lámina, sufren a veces con el agua, porque hay goteras y se mojan”. 

La Jefa del Departamento de Red de Comunidades Solidarias del Sistema DIF Jalisco, Taoki González Mariscal, destacó que aún cuando ya se cuenta con los datos del Censo de Población y Vivienda del INEGI, este acercamiento con la población de las comunidades de Poncitlán facilitará conocer necesidades específicas de cada familia y la entrega de apoyo.

En los últimos dos años, la Red de Comunidades Solidarias del DIF estatal ha trabajado con los pobladores de estas comunidades, principalmente en la recuperación de sus formas organizativas, explicó González Mariscal.

Luis Felipe García López

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here