Ocotlán, Jalisco

Este fin de semana las lluvias volvieron a golpear a Ocotlán y la Ciénega, en dónde si bien no hubo personas lesionadas, sí hubo deslaves y desbordamientos de cuerpos de agua que preocuparon a la ciudadanía. En la ciudad del prodigio, las alarmas se encendieron cuando el Río Zula se salió de su cauce a la altura de los puentes cuates que comunican al Xoconostle con San Martín de Zula. El director operativo de Protección Civil y Bomberos de Ocotlán, Kevín Sánchez dio pormenores de este incidente.

“Tenemos un rebasamiento del río, provocando un desbordamiento sobre los puentes cuates. Se ha realizado una contención con costales, la misma para evitar se afecten los domicilios de aquí de la comunidad. Hasta el momento no tenemos ningún domicilio con afectación o inundación”.

Sobre el mismo tema, el director de esta dependencia, Agustín Corona, agregó que este tipo de incidentes se debe al agua que se capta en la parte alta de la cuenca, en otros ríos que alimentan al Zula:

“El río Zula como bien se sabe, es el último receptor de todos los escurrimientos de Ciénega los Altos, aparte todo lo que ha llovido alrededor de aquí, en Tototlán, río Morales. Toda esta situación, el gran aumento del cauce se debe a que el río Sabinos venía bajando con bastante agua”.

La última vez que el río Zula causó afectaciones en la zona rural de Ocotlán fue en 2018, cuando también se salió de su cauce. En aquel momento incluso hubo un pronunciamiento por parte de la Comisión Estatal de Derechos Humanos de Jalisco en la que solicitaba al SIAPA que mantuviera abiertas las compuertas de agua que tiene instaladas en este cuerpo acuífero, con tal de que el alto nivel no afectará a las poblaciones aledañas.

Juan Carlos Salcido

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here