Ocotlán, Jalisco

El sonido de los martillos chocando contra tubos de metal era latente, con cada golpe el cilindro metálico  sucumbía cada vez más hasta llegar a trozarlo. Las pinzas corta pernos por su parte tajaban la malla ciclónica, cada recorte provocaba qué la malla comenzará a ceder  ante los tirones de los hombres y mujeres que no contaban con un martillo o pinzas, pero  sí poseían con la fuerza para remover aquella barrera.

Por último, taparon las bases para que no se colocara de nuevo  la cerca de metal. Estos acontecimientos ocurrieron  el viernes 8 de abril del 2022, cerca del cárcamo de rebombeo del Sistema Municipal de Agua Potable y Alcantarillado (SIMAPA), en la delegación de Ajijic.

Este grupo de habitantes se hace llamar  pueblos Unidos de la Ribera  y esta es una de las tantas acciones que han realizado para frenar las apropiaciones de terreno federal en el lago de Chapala.

Todo comenzó en el mes de agosto del 2021. Sinuhe Romero León y Alicia Córdova López, habitantes de la delegación de Ajijic, ambos comenzaron a percatarse que el paso por el vaso lacustre más grande de México empezaba a ser invadido por mallas y bardas, por lo que optaron por tomar fotografías y las publicaron en redes sociales para mostrar su inconformidad. Romero León, aclara cómo fueron las primeras acciones de Pueblos Unidos.

“Empezamos a difundir más estas inconformidades, así fue como poquita mas gente se nos unió y como a la tercera ocasión que nos reunimos ya se habló de ir a tumbar mallas y fue lo que hicimos en esa primera invasión y obtuvimos una buena respuesta con el invasor por lo que decidió a retirar su construcción”.

Posteriormente, el 26 de agosto de ese mismo año, habitantes de la Ribera de Chapala se manifestaron ante la Comisión Nacional del Agua (Conagua), en la ciudad de Guadalajara, con un pliego petitorio donde se exige la intervención que se dio en el municipio de Chapala. Córdova López explica más al respecto.

“Había varios puntos que pedíamos, pero sobretodo que la conagua realice inspecciones de las zonas federales y el director nos dijo que no tenían inspectores, algunos puntos los aceptaron que si iban a dar seguimiento, pero que no pidan ser acompañadas con la sociedad civil que porque se podía amañar la visita”.

De Agosto a Septiembre del 2021 se retiraron 7 cercados, entre ellas las de la familia Urrea, la cual al ser derribadas, el propietario decidió levantar las rejas, por lo que el grupo de pueblos unido decidió tirar de nuevo, y hasta el momento no se ha vuelto a levantar. Romero León declara  que este ha sido un logro para el grupo y añade que existen propietarios que toman conciencia y deciden no levantar las rejas.

 “Hasta la fecha no lo han levantado, es una zona que continúa libre y es una de las satisfacciones que en el grupo hemos tenido, de que hay muchos vecinos, concesionarios que han entendido nuestra postura y que lo único que reclamamos es que tengamos acceso a esas playas y el libre acceso por el litoral del lago y nos las han vuelto a levantar”.

Córdova Lopez, quien también funge como presidenta de la asociación amigos del lago, añade que se necesitan conjuntar acciones con el primer edil ya que se están realizando acciones por separado.

“De hecho nosotros hemos estando solicitando las reuniones con Alejandro Aguirre, para ver con ellos por su cuenta que están haciendo y nosotros que estamos haciendo para poder conjuntar esas acciones o al menos estar enterados por que parece que estamos jalando por separado cuando podríamos hacerlo juntos”.

Una de las últimas acciones importantes fue en el mes de Abril del 2022, habitantes de San Antonio Tlayacapan e integrantes de pueblos unidos acusaron a José de Jesús Arámbula Solorio, ex candidato a diputado local, por tratar de fraccionar en las playas del lago de Chapala, por  lo que comenzaron a retirar los postes. Debido a que el  notario público No. 126 de Guadalajara Álvaro Guzmán Merino, expidió el título de propiedad en Febrero del 2021, tiempo en el que Guzmán Merino no podía ejercer por estar suspendido.

Por tal motivo se decidió derribar una barda que se había construido, aunado a la colocación de sellos de clausura. Cabe destacar que la CONAGUA no ha mostrado apoyo ante la problemática.

Actualmente, se pretende realizar denuncias ante la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) y la CONAGUA, en la que se solicitará la inspección, en donde se anexará una fotografía satelital mostrando el grado de invasión, aunado a una rueda de prensa en la que se explicará los artículos que se están violando ante la ley nacional de aguas nacionales, asesorados por el Dr. José de Jesús Amaya Elías, licenciado en Biología por la Universidad Autónoma de México con Maestría en Ciencias Biológicas. Además las acciones de tirar bardas y rejas siguen vigentes.

Si pretenden ser parte del movimiento, pueden seguir la página  de Facebook, Pueblos Unidos de , en donde se dan a conocer las denuncias y reuniones para exigir el libre acceso en las orillas del Lago de Chapala.

Por Diego Ochoa

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here