Ocotlán, Jalisco

La violencia contra las mujeres no ha disminuido en Jalisco, y la Región Ciénega no está exenta de esto, ya que se han registrado dos asesinatos contra mujeres en la zona, uno en Ocotlán y otra en Zapotlán del Rey, situación que sobrepasa las estadísticas con que cuenta el Comité de América Latina y el Caribe para la Defensa de los Derechos de la Mujer, así lo señaló la coordinadora en Jalisco de este organismo, Guadalupe Ramos:

“Es una zona conflictiva y que tenemos detectada como una de las que tiene mayor índice de violencia en contra de las mujeres, pero nos llama la atención que en este inicio de año, en el estado son los primeros casos que se presentan, además de los doce de la zona metropolitana, que se puede entender por su densidad geográfica y demás, pero en el caso de la Ciénega son dos casos que deben de ser preocupantes en sí mismo”.

Señaló que desde 1997 a la fecha han documentado los asesinatos de mujeres y han advertido que estos han ido aumentando. Agregó que en 2019 se tuvo una cifra de mujeres asesinadas que nunca se había visto, con más de 250 casos en el estado, por lo cual, esta situación debe alarmar a las autoridades para generar políticas públicas de prevención, las cuales, señaló, no existen. 

Dijo que en la zona no se están cumpliendo los protocolos de protección a mujeres que son víctimas de violencia: 

“Hay un tema en relación a las órdenes de protección, las medidas, los protocolos que deben de existir, de atención a las mujeres que viven violencia, no existen. En la ZMG está el Centro de Justicia para las Mujeres y funciona con muchas deficiencias, imagínate lo que ocurre en el resto del estado que no están estos centros de justicia, debe de promoverse en la zona un Centro de Justicia para las Mujeres”.

La también investigadora y profesora de la Universidad de Guadalajara, dijo que habló con el rector del Centro Universitario de la Ciénega, Edgar Eloy Torres Orozco, sobre el papel que juega la universidad en estos casos y las campañas se deben realizar al interior para prevenir la violencia contra la mujer. 

En tanto que el papel de la sociedad es generar redes de apoyo para mujeres que son víctimas de violencia y denunciar estos casos y cualquiera que vulnere los derechos humanos de las personas. 

Luis Felipe García López