Ocotlán, Jalisco

Desde enero a la fecha, Poncitlán ha perdido más de 700 hectáreas en zona boscosa, residuos agrícolas y pastizales, a causa de 100 incendios, lo que lo convierte en el municipio más afectado del estado de Jalisco, informó el director de Protección Civil de Poncitlán, Javier Gutiérrez Ramos.

“Contando desde enero, llevamos aproximadamente como unas 700 hectáreas porque desgraciadamente hubo un incendio muy fuerte en un predio que se lo conoce como el cerro de la “Tenamaxtle”, donde se consumió completamente y ya sumando los demás puntos que se han estado incendiando, llevamos alrededor de las 700 hectáreas”.  

Las delegaciones como San Juan Tecomatlán y San Luis Agua caliente, que es donde se cultiva con mayor regularidad el agave, han sido de las más afectadas en el municipio, con un consumo total a las 100 hectáreas, además el incendio consumió el cerro de “La Ocotera”, en donde se resguardan una docena de árboles antiguos.

Esta dirección ha trabajado de la mano con los municipios de Ocotlán y de Chapala por la cercanía, además lugares como Rancho La Manga y personal de balnearios de la zona han otorgado agua para sofocar los siniestros, así lo comentó Gutiérrez Ramos.

“Comunicación si ha habido. Hemos sido uno de los más afectados pero más que nada por la imprudencia de la propia gente, que no ha tenido cuidado, hemos tenido el apoyo de Bomberos Ocotlán por la cercanía que tenemos en Cuitzeo, hemos tenido también el apoyo de Protección Civil del estado de lo que es la zona centro del municipio y en la parte de Lago de Chapala de igual manera Bomberos nos ha echado la mano; hemos estado en coordinación, gracias a Dios con los municipios que colindamos”.

De acuerdo al director de Protección Civil y Bomberos de Poncitlán, los incendios llegan a tener mayor impacto de la 13:00 a las 14:00 horas debido a las fuertes ráfagas de viento que se producen en ese lapso y alimentan el recorrido de las llamas.

Gutiérrez Ramos agregó que la mayoría de estos incendios se debe a la poca prudencia que tiene el ciudadano a la hora de limpiar sus terrenos para el temporal de cosecha, sin embargo, dueños de estos terrenos se les ha avisado  con anticipación a la temporada de estiaje a que tomen sus debidas precauciones, pero no ha habido respuesta, a pesar de que tiene un comité de vigilancia con un supuesto presupuesto de mantenimiento.

El año pasado la dirección de Protección Civil y Bomberos registró alrededor de 600 hectáreas consumidas, por lo que este año ya fue superada dicha marca por 100 hectáreas y esperan que la cifra incremente hasta que arranqué el periodo de lluvias, según Gutiérrez Ramos.

Por Iván Ochoa