Ocotlán, Jaliscow

El miércoles dos de septiembre, el Pleno del ITEI amonestó al Director de Transparencia y Buenas Prácticas del Ayuntamiento de Ocotlán, David Eduardo García Sandoval, producto del incumplimiento del recurso de revisión 494/2020, en el cual se pide información sobre los animales sacrificados en el Centro de Control Canino local.

Así lo dio a conocer el Secretario del Pleno, Miguel Hernández, quien dijo que este asunto fue atendido por la ponencia del Comisionado del ITEI, Salvador Romero Espinosa:

“Se radicó el recurso con el número 494/2020 en contra del Ayuntamiento de Ocotlán, y la propuesta de resolución que se pone a su consideración para la votación correspondiente, es que se tiene al sujeto obligado: incumpliendo con la resolución definitiva dictada por esta órgano garante. En consecuencia, se impone una amonestación pública al  ciudadano David Eduardo García Sandoval, en su carácter de Director de Transparencia y Buenas Prácticas del sujeto obligado, que es el Ayuntamiento de Ocotlán y se le requiere”.

En un comunicado de prensa se detalló que un ciudadano solicitó la siguiente información al Ayuntamiento de Ocotlán: “Número, registro y método de sacrificio correspondiente a la cantidad de animales (perros / gatos) sacrificados en el centro de control canino, desglosado por los periodos de las administraciones 2015 – 2018 y 2018 – 2021”.

Al no haber respuesta se determinó que se tiene por incumplida la resolución dictada por este Órgano Colegiado, en sesión ordinaria de fecha 18 de marzo del 2020. Por lo que se impuso la amonestación pública a David Eduardo García Sandoval, en su carácter de Director de Transparencia y Buenas Prácticas del Ayuntamiento de Ocotlán, Jalisco, por votación unánime. El ITEI requirió de nueva cuenta al Ayuntamiento de Ocotlán y abrió un plazo de 10 días hábiles para que sea entregada la información solicitada.

En una respuesta a una solicitud de información, a la que se tuvo accedí mediante la Plataforma Nacional de Transparencia, y que está fechada el 9 de mayo de 2018, en el periodo de 2016 a 2017, se sacrificaron a 364 perros “agresivos que no tuvieron dueño o enfermos (sic)”, en tanto que se dieron en adopción a 91 en el mismo periodo. 

Luis Felipe García López