Ocotlán, Jalisco.

Después de la polémica surgida por los evidentes daños en el Malecón II de Ocotlán, el cual todavía está en construcción y está a cargo del Gobierno de Jalisco, este último respondió mediante un comunicado de prensa a los señalamientos por parte de autoridades municipales, y aseguró que respetó los parámetros constructivos sugeridos de trabajos previos iniciados desde lo local y anunció que será solucionado en un plazo de seis semanas.

El Gobierno de Jalisco señala en el texto emitido este 21 de julio que a raíz de las deficiencias constructivas detectadas durante el proceso, los gastos correrán a cargo de las dos empresas contratistas que ejecutan la obra, que son Dommont Construcciones, SA de CV y Construcciones Levisa, SA de CV.

Autoridades del municipio informaron que ya habían dado cuenta al Estado de estos desperfectos, sin embargo, este último lo negó. 

A partir de los análisis realizados por la SIOP, se concluyó que el asentamiento fue causado por los vasos que se generan de manera paralela al malecón, generando los escurrimientos que propiciaron una erosión de finos y el desplazamiento del pedraplén instalado, que es un elemento constructivo hecho con materiales pétreos compactados para prevenir erosión e inundaciones.  

Para solucionar el desprendimiento del muro y prevenir que vuelva a ocurrir, la solución planteada por la SIOP consistirá en el reforzamiento y ampliación de la infraestructura de manejo de escurrimientos pluviales y en la ejecución de obras complementarias destinadas a estabilizar el muro perimetral del malecón, cimentándolo en suelo firme mediante un sistema de pilotes.

Asimismo, se colocarán drenes en los puntos de escurrimiento que se detecten a lo largo del malecón, así como en las partes del muro ya instalados, con el objetivo de encauzar debidamente el agua de lluvia que se acumula paralelamente al río Zula. Dichas labores tienen la indicación de ser lo menos invasivas posibles, de manera que no afecten los elementos ya terminados del malecón que se encuentran en perfecto estado, como pisos, luminarias.

En el comunicado se informa que este proyecto de recuperación del espacio urbano para peatones y ciclistas que se ubica al lado del río Zula, tiene una extensión de 450 metros y en ningún otro punto presenta daños o desperfectos.  

Luis Felipe García López