Ocotlán, Jalisco.

Tras el cierre de la planta de Celanese Ocotlán, el 31 de octubre de 2019, quedaron en el municipio bienes inmuebles adquiridos y construidos por el Sindicato de Trabajadores a lo largo de 70 años, como lo son el estadio ubicado por la Colonia Ferrocarril, el Campo de Fútbol de Riberas y el edificio mismo del sindicato de la zona centro de ese municipio de la Región Ciénega. 

Dichos bienes quedarán para beneficio de los ex trabajadores, tal y como fueron pensados desde su construcción, y además buscarán que sean sustentables. Así lo aseguró Ignacio Gómez Ornelas, presidente de la Asociación Civil: Comisión por la Salud y el Bienestar de los ex Trabajadores de Celanese Ocotlán, la cual legalmente es propietaria de estos espacios:

“Nosotros tenemos la intención de que los bienes que tenemos sirvan para lo mismo que fueron creados: para el servicio de nosotros los ex trabajadores. Se pretende que estas instalaciones sean sustentables, que vivan de lo mismo y lo que salga de aquí, que sea para la mejora de las propias instalaciones y para el servicio de la comunidad”.

Esta asociación fue creada en abril de 2020, luego del cierre de la fábrica y como respuesta a la preocupación de los ex trabajadores más antiguos por el destino de dichos espacios, ya que surgió un desacuerdo con los últimos trabajadores activos, quienes querían venderlos. 

Sin embargo, tras pláticas y negociaciones con el Sindicato de la Industria Química Petroquímica Carboquímica, Gases y Similar, al cual pertenecía la sección 53 de Ocotlán, les fueron entregados los papeles de los inmuebles en agosto de 2020.

Gómez Ornelas aseguró que en esta asociación serán bienvenidas todas las personas que alguna vez formaron parte de la multinacional en su sede ocotlense:

“Esta asociación se conforma inicialmente por quienes hicimos la declaración, que fuimos unos 20. Pero, en sí, la asociación somos todos los ex trabajadores. Todos tenemos voz y voto. Únicamente nosotros estamos administrando, pero todos los que trabajaron en Celanese pertenecen a esta asociación”.

Sobre el motivo de que no se hubiera socializado la existencia de esta Asociación, en búsqueda de que más ex trabajadores pudieran decidir sobre el futuro de estos espacios, la Mesa Directiva comentó que fue por la pandemia, lo cual les ha impedido convocar a juntas. Sin embargo, en los próximos meses crearán un padrón que, calculan, podría reunir hasta tres mil ex trabajadores de Ocotlán.

Juan Carlos Salcido

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here