Ocotlán, Jalisco

Los pronombres y todo el resto del vocabulario no es sólo lo que se debe entender en la sociedad, es más allá de una palabra, es el respeto por las mujeres transexuales ya que en el país una gran mayoría de ellas viven un nivel de descriminacion y desigualdad que las orilla a dejar de ser ellas, su esencia, alegría y forma de vida. En la charla Ellas, ellos y elles: una radiografía al mundo trans se contó con la participación de Luisa Almaguer y Aletze Estrada, la cual opinó sobre la situación que viven actualmente:

“Nuestras primeras relaciones justamente son de las personas que tenemos más cerca y son nuestros papás y de repente te dicen: Mmmm, no es que así tú como mi hija no te deberías ver así, no deberías hablar así, no deberías de estar así, como que deberías ser una hija diferente y te estas pidiendo que no seas tú. Históricamente siempre ha sido así para las personas trans, la verdad por esa razón se ha estado de incentivar y que se piense también de mucho más de las infancias que se descubren trans porque te descubren que eres trans antes de cumplir tus 18, creo que al final esta noción de cómo debe portarse una persona está muy cercana a la arrogancia”.

Apartar a una persona con diversos motivos de religión, política, economía y por su preferencia sexual es descrimiacion esta acción en México sobresale en diferentes sitios y representa a las mujeres violentadas por las ya mencionadas formas de actuar de la sociedad junto con la violacion de sus derechos humanos como personas.

Luisa Almaguer, integrante de la comunidad trans explicó que la discriminacion hacia las personas trans está muy marcada, pero falta darles la atención a estas para que se visibilice dicho tema:

“Yo creo que falta darle la atención, los micrófonos, las cámaras, los libros a personas trans porque esto que está pasando aquí en estos momentos es algo histórico. Estos lugares no han recibido chido a las personas trans, lugares como ferias de libro, lugares intelectuales, la academia muchos espacios no son seguros y al contrario son mala onda con las personas trans y les reto a que me traigan de toda la feria del libro diez libros a donde se represente a una persona trans, dignamente que no sea de una postura sisgenero, binaria y demas, no lo logran porque es momento de que nosotros tomemos los micrófonos como en esta ocasión para tener este tipo de diálogo”.

Además Almaguer mencionó que la esperanza de vida de una mujer trans en América Latina es de 35 años de igual manera recordó a la población que todas merecen respeto, deseo y amor porque estaba segura que si existía.

Por Kimberley Lemus

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here