Ocotlán, Jalisco

¿Has escuchado hablar de la Solución Mineral Milagrosa o el dióxido de cloro? En redes sociales se señala como la cura al COVID-19 y otras enfermedades como el cáncer, lo cierto es que al consumir esta sustancia, en lugar de cuidarte a ti y a los tuyos, podrías ocasionar un problema de salud, así lo señaló el profesor en Ciencias del Centro Universitario de Ciencias Exactas e Ingenierías, Jorge Adrián Muñiz Flores.

El académico señala que la “solución mineral milagrosa” se popularizó con las publicaciones del pseudo doctor alemán Andreas Kalcker, quien habla de las supuestas propiedades curativas de la sustancia, la cual, incluso, patentó, solo que lo hizo bajo la categoría de desinfectante:

“Él tiene un permiso para vender un desinfectante, no un producto medicinal. Desde ahí nos debe alarmar, porque usted no tiene porqué tomarse el pinol, el fabuloso, el cloralex. Esos son desinfectantes, él así sacó el permiso y nadie se toma eso”.

Aunque Andreas dice que ingerirlo en pequeñas cantidades no hace daño, el profesor del CUCEI indicó que también existen las intoxicaciones crónicas que son provocadas al ingerir pequeñas cantidades de alguna sustancia por periodos largos:

“El dióxido de cloro, tomado como él lo dice, está demostrado que genera intoxicaciones crónicas. El dióxido de cloro es un antioxidante, y es verdad que podría tener la capacidad de oxidar el virus, pero también puede oxidar todas las células del cuerpo, incluyendo la hemoglobina que es una sustancia que tenemos en la sangre y es la que ayuda a transportar el oxígeno, dejándola inservible”.

Andreas Kalcker se graduó de la Universidad de Ciencias Avanzadas, con doctorado en Psicobioenergía, que postula la posibilidad de sanar mediante la energía de las manos, cuestión que no está avalada por la ciencia, señaló el investigador.

Jorge Adrián Muñiz Flores, comentó que ni siquiera la universidad del alemán aprueba el uso del dióxido de cloro, además de que Andreas cuenta con órdenes de aprehensión en España debido a que personas se han intoxicado:

“Sí les quiero decir, los quiero invitar a que no lo consuman porque es tóxico. Usted se va a tomar las primeras gotitas y no va a sentir nada, pero conforme lo esté repitiendo, las consecuencias pueden ser muy graves. Las intoxicaciones que nos están preocupando son las intoxicaciones crónicas”.

El académico señaló que las medidas para combatir al COVID-19 siguen siendo, usar el cubrebocas, lavarse adecuadamente las manos y guardar la sana distancia. Cumpliendo estas acciones, estamos siendo empáticos con los demás, cuidando de la salud pública.

*Esta nota fue elaborada con la entrevista realizada al académico en el programa Eureka, conducido por Juanita Santos y que se transmite semana a semana en el 107.9 de FM

Luis Felipe García López