Ocotlán, Jalisco

En Jalisco el brote de intoxicaciones por consumo de alcohol presuntamente adulterado no se ha detenido. Hasta el 16 de mayo se han registrado 42 defunciones en todo el estado, once de las cuales son de pobladores de Chapala, que sumadas a las tres que tiene hospitalizadas y dos que ha dado de dadas alta, da un total de 16 afectados. 

Las personas hospitalizadas continúan siendo atendidas en instituciones públicas de la SSJ, del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y en el Hospital Civil de Guadalajara. La condición de salud de una de ellas es catalogada de muy grave y las otras dos de estable-grave.

En tanto que en el Estado hay hasta el momento 102 afectados, de los cuales, 42 han fallecido, seis se encuentran hospitalizados y 54 han sido dados de alta. Los municipios con más casos de fallecimientos son Tamazula con 17, Chapala con 11 y Mazamitla con 9.

Hasta el día 15 de mayo continuaban los operativos para detectar las ventas de estos productos, la encargada de esto es la Comisión para la Protección Contra Riesgos Sanitarios del Estado de Jalisco (Coprisjal), quien ha realizado acciones en ocho municipios de la región de Chapala y Zona Metropolitana de Guadalajara (ZMG), con el fin de detectar establecimientos que expendan alcohol a granel.

A la fecha personal de la dependencia ha visitado 212 establecimientos comerciales y asegurado 225 litros de alcohol a granel. Los municipios en los que se trabaja actualmente son Chapala, Jocotepec, Jamay, Tizapan el Alto, El Salto, Juanacatlán; además de Tlajomulco de Zúñiga e Ixtlahuacán de los Membrillos.

Luis Felipe García López