Ocotlán, Jalisco

Desde hace más de 100 años en Atotonilco el Alto se celebran las “Calles compuestas”, en las que se conmemora la Inmaculada Concepción de María del 30 de noviembre al 8 de diciembre. Este año, no será la excepción, sin embargo, se llevará a cabo con algunas modificaciones para reducir los riesgos de contagio de COVID-19.

Al respecto habló el párroco, Juan Daniel González:

“El plan de Dios va en ese sentido, que vivamos las fiestas, pero como él nos lo está pidiendo, de una manera más sobria, más de casa. Por eso hemos propuesto que en vez de calles compuestas, sean casas compuestas. Hemos invitado a cada uno de ustedes a que en sus casas organicen su compostura”.

Juan Daniel González, informó que también el rezo del rosario se llevará a cabo de manera distinta, el trayecto que se realiza comúnmente por las calles de Atotonilco el Alto, no se celebrará con fieles acompañando la comitiva. En esta ocasión, un vehículo llevará la imagen para que los habitantes la puedan ver y orar desde sus hogares.

Además premiarán a las tres casas que tengan las mejores composturas, dichos incentivos serán patrocinados por el Ayuntamiento, así lo informó el párroco Juan Daniel Gónzalez, quien también señaló que para culminar las fiestas se celebrará una misa en la plaza principal del municipio, esto con las medidas pertinentes.

Por su parte, el alcalde de Atotonilco el Alto, Pepe Carrillo, agradeció a las autoridades eclesiásticas el que hayan tomado esta decisión y señaló que estarían al pendiente para colaborar en que las fiestas se lleven a cabo bajo los términos de la nueva normalidad.

La decisión se toma en un momento en que la propagación del COVID-19 ha disminuido en la población, ya que en la última semana, según Radar Jalisco, sólo se detectaron 12 nuevos casos más en el municipio, también los casos activos han disminuido, ya que según la Dirección General de Epidemiología, el 15 de noviembre se registraron 66 casos activos y este 22 del mismo mes se anotaron 34.

Luis Felipe García López