Ocotlán, Jalisco

En una semana los casos activos de COVID-19 en la Región Sanitaria IV, pasaron de 118 a 174, en tanto que la ocupación hospitalaria del IMSS Ocotlán está en color rojo con un 82% de ocupación hospitalaria de camas generales, lo que enciende los focos de alarma.

De los 174 casos activos el municipio que más registra es Atotonilco el Alto, que no ha podido controlar los contagios y tiene un total de 66. A esta población le sigue Ocotlán con 33 y La Barca con 27, esto con datos de la Dirección General de Epidemiología al corte del 10 de enero, en que registra 2 mil 534 casos acumulados.

En tanto que los casos acumulados que ha detectado Radar Jalisco son de 4 mil 479, siendo Ocotlán quien encabeza la lista con mil 179, le sigue Atotonilco el Alto con 871 y La Barca con 589. En la Región Sanitaria IV, los casos de defunciones pasaron en una semana de 301 a 313, siendo también Ocotlán el que registra más con 93, le sigue La Barca con 66 y Chapala con 33.

Según los indicadores semanales del plan Covid-19, la Región Ciénega tiene una ocupación hospitalaria de camas generales del 68.6%, aunque hasta este 9 de enero solo el IMMS Ocotlán se encuentra con semáforo en rojo; en tanto que en la Unidad Médica del IMMS en Villamar, municipio de la Ciénega de Michoacán, también se encuentran con semáforo en rojo con el 71% de ocupación.

En sus redes sociales el Gobernador de Jalisco, Enrique Alfaro, publicó el siguiente mensaje: “Probablemente, con la llegada de la vacuna, inicie la última etapa de esta dura batalla, pero es la más difícil y no podemos bajar la guardia. Esta semana, en los Indicadores Jalisco #COVID19, la ocupación general de camas pasó del 40.7 % al 53% y las de UCI del 51% al 56.2%”.

Comentó que el incremento de casos es debido a las reuniones decembrinas y señaló que los próximos días serán cruciales para determinar los pasos a seguir, los cuales se evaluarán el 15 de enero en la mesa de salud y de reactivación económica.

Luis Felipe García López