Ocotlán, Jalisco

En el marco del día mundial del agua, un grupo de activistas y pobladores de la ribera del Lago de Chapala, protestaron en La plaza principal de Poncitlán por las continuas omisiones de las autoridades para resolver las problemáticas relacionadas con el vital líquido, y que a decir de los manifestantes, son una de las principales causas del alto número de enfermos renales y fallecimientos en sus localidades. Ezequiel Solorzano fue uno de los que alzaron la voz, y habló sobre la enfermedad renal que afecta su hijo desde hace diez años, así como a más gente de su pueblo, San Pedro Itzicán:

“Yo tengo a mi hijo enfermo que tiene diez años batallando. Dirán que es poco dinero pero no, por ahí investiguen cuánto se gasta en un enfermo renal para estarlo manteniendo una semana nada más, una semana investiguen, y en San Pedro somos varios”.

Otro de los asuntos que abordaron fue el visibilizar las prioridades del estado, que según los manifestantes, no van acorde a las necesidades de la gente, tal es el caso de la construcción del malecón a la orilla del Santiago, o la falta de intervención y activación de las plantas tratadoras de gua de Poncitlán, que según la regidora con licencia Verónica Lomelí, no están activas:

“Tenemos ocho de ocho plantas tratadoras, que no sirven, y que han hecho negocio con ellas como están haciendo con las que traen ahorita. Vino el gobernador a inaugurar un mentado, pues que digo porque ni siquiera llegó a malecón ¿Para qué malecón en un río que está muerto? el río Santiago está muerto e infestado de zancudos”.

Por su parte el activista Enrique Lira Coronado, dijo que también querían hacer ver a la gente que el saneamiento de los cuerpos de agua no requiere endeudar las arcas públicas, si no obligar a las industrias a cumplir la ley:

“Endeudar al estado para sanear un río es un engaño a todo el pueblo que no sabe las leyes, eso lo han hecho desde Peña Nieto; en el gobierno de Jalisco desde (Emilio González) Márquez, desde Aristóteles (Sandoval), que en paz descanse y este gobierno, siguen engañando al pueblo diciéndole al pueblo que se necesita dinero para sanear un río y no se ocupa. La descarga, cada uno que la produce debe tratar su agua y reutilizarla, eso está muy sencillo, eso exigimos y se va a lograr”.

El también miembro del foro socioambiental de Guadalajara agregó que en su protesta querían hacer notar cómo los gobiernos municipal y estatal no habían acatado las medidas de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos dictadas para enfrentar la contaminación en la zona, y acusó que en una visita reciente de representantes del organismo, habían tratado  ocultar las problemáticas, alejándolos de sitios clave.

Finalmente, durante la protesta fueron colocados cuatro ataúdes frente a presidencia municipal, con el afán de reflejar las muertes que han habido en estos poblados por el poco interés de los distintos niveles de gobierno de atender los problemas del agua en la zona.

Juan Carlos Salcido