Ocotlán, Jalisco

La palabra cuenta, la palabra es muy importante es cómo comenzó su conferencia en el Centro Universitario de la Ciénega la periodista y activista,  María Antonieta Flores Astorga, este miércoles cuatro de mayo.

La conferencia, giró en torno a la relación entre el periodismo y el activismo y si son excluyentes una de la otra a lo que la también conductora del programa “Para tomarlo en Cuenta” de Canal 44 consideró que sí van de la mano:

“Cuando me dicen activismo social, yo decía bueno yo no decidí decir soy una activista, al principio los periodistas que siguen mucho los cánones solo oficial me criticaban mucho me decían ¿Pues tu que eres periodista o activista? Bueno dije ¿Quién me pone límites? Los límites te los pones tú y lo único que estoy haciendo como cualquier ciudadano tiene obligación de denunciarlo”.

Puso como ejemplo uno de sus trabajo, en donde abordó el tema de abuso sexual infantil. Digo que las personas que trabajan con menores de edad, tienen la labor de darle voz a quienes han sufrido algún abuso sexual pues estos no deben callarse, ya que el daño que han vivido puede dejarles grandes estragos como seres humanos.

También se dio tiempo de compartir a su audiencia, principalmente estudiantes de periodismo del Centro Universitario de la Ciénega, que esta profesión no los hará ricos pero sí tendrán diversas oportunidades con el periodismo de trascendencia:

“De entrada les diré no se van a volver ricos pero tienen muchas opciones, muchos lo han hecho pero del periodismo que yo les quiero hablar  es de 1ese periodismo que trascienda a la gente que vaya cambiando poco a poco.  A través de lo que escucha, de lo que ve y lo que se atreve a denunciar”.

Agregó que como periodistas hay que quitarse las cadenas y salir, viajar, aprender, leer, es la forma de abrirse para conocer, debido a que esta carrera demanda tiempo, pasión pero sobre todo las ganas de investigar, contar aquellas historias que nadie quiere contar. Posteriormente agregó que según el comité para la protección de periodistas, en México, asesinan un periodista cada seis semanas.

Agregó que es una de las carreras que abre los ojos al mundo y se puede estar en cualquier lugar para hacer periodismo

Por Kimberley Lemus

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here