Fotografía: Fátima Aguilar
Guadalajara, Jalisco.

La encuesta de género “Nuestras Voces”, elaborada por la Universidad de Guadalajara (UdeG) y la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU), reveló que ocho de cada 10 alumnas de esta institución han padecido algún tipo de violencia en cualquier ámbito: comunitario, en pareja, familiar, escolar y laboral.

Se trata de la primera encuesta de este tipo y se realizó a más de siete mil estudiantes de preparatoria, así como de licenciatura en 70 planteles. La coordinadora del Centro de Estudios de Género de la UdeG, Susana Gabriela Muñiz comentó:

“También descubrimos que esta violencia es sistémica, es decir, le pasa a las estudiantes en todos lados sin respetar muros y sin tregua. El ámbito comunitario es el lugar donde más se mencionó la violencia que viven las mujeres, 68 % aproximadamente, que es el camión, la calle, la banqueta, el parque, los establecimientos”.

A esta le sigue la violencia de pareja con un 48 %, la familiar un 43 %, la escolar un 41 % y la laboral 31 %.

Susana Gabriela Muñiz, detalló que en lo que corresponde a la UdeG, cuatro de cada 10 mujeres han padecido esta violencia en los planteles; la psicológica es la más frecuente, luego la sexual y al final la física. Quienes la ejercen son principalmente sus compañeros hombres y en una menor proporción los maestros de esta institución, así como otras mujeres.

Sin embargo, quienes piden ayuda o presentan una queja ante las instancias de denuncia, representan apenas un 13 % de la población estudiantil, otro 40 % desconoce el protocolo para atender la violencia de género. así como dónde pueden presentar las denuncias. La desconfianza y la vergüenza son parte de los factores que desincentivan a acudir a las instancias a denunciar.

“Les preguntamos a los estudiantes, en una escala de uno al 10, donde uno es no tengo absolutamente nada de confianza y 10 tengo toda la confianza, en que la Universidad va a atender de manera efectiva la violencia de género ¿qué tanto confianza tienes en este momento? El promedio general de confianza fue de seis puntos, o sea, pasa de panzazo”.

Esa confianza de que alguna denuncia se resuelva es mayor en los hombres y personas heterosexuales, que en las mujeres, personas no binarias o no heterosexuales.

“De las que pidieron ayuda en la autoridad universitaria, la mayoría dijo que les atendieron bien, pero hubo un quinto que dijo, pues no hicieron nada para ayudarme. La mayoría de las estudiantes no puso una queja, no pidió ayuda, y las razones del porqué. Número uno es vergüenza, número dos, no confían en las instituciones, número tres, piensan que de todas maneras no les van a creer”.

La realización de comentarios machistas en las aulas, opiniones más validadas en los hombres que en las mujeres y una mayor dificultad de ellas para acceder a puestos importantes, son otras cuestiones que se revelan en esta encuesta.

Estos primeros resultados se prevén entregar a la comunidad de cada centro universitario, ya fueron presentados al Rector General y se busca también a la Unidad de Igualdad de Género, pues ello les permitirá reconocer la magnitud de la problemática en sus aulas, para luego definir las acciones o políticas públicas que se requieran.

Fatima Aguilar

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here