Río Santiago
Fotografía: Jade Ramírez
Guadalajara, Jalisco.

Frente al Fraccionamiento Parques El Triunfo, en el municipio de El Salto, hay una planicie campestre que se convirtió en el basurero de Guadalajara. Ahí, inamovible, se ve el relleno sanitario “Los Laureles”, creado en 1995 y administrado por la controversial empresa Caabsa Eagle.

Tras la presión de activistas y habitantes de ese municipio, en julio de 2020 el Gobierno de Jalisco acordó reubicar y cerrar el basurero, pero según documentos que están en poder de Señal Informativa, el panorama es otro: El vertedero está lejos de cerrar y los planes de rehabilitación y abandono están inactivos.

Por si fuera poco, el camarógrafo Juan Luis Hernández captó cómo una de las mangueras de lixiviados que desembocan en el Arroyo San Pedro, y que además se conecta con el Río Santiago, expulsa al viento residuos tóxicos sin control.

– Más de dos décadas sin solución a la basura de Guadalajara –

Lo que hoy vemos son 15 mil millones 523 mil 310 toneladas, acumuladas desde 1995, que siguen ahí: rodeadas de plantación de maíz y a sólo 10 kilómetros de una zona habitacional.

El canal pluvial de lixiviados, o jugos de basura, va a dar al Río Santiago, y el tratamiento de desechos tóxicos como cadmio, zinc y plomo se deriva a Agua Prieta: una planta tratadora que no está habilitada para el saneamiento de metales pesados.

¿Pero qué dijo el gobernador en 2019? Aquí su mensaje en redes sociales:

En un documento enviado desde la Secretaría de Medio Ambiente y Desarrollo Territorial (Semadet) a la empresa Caabsa Eagle Guadalajara S.A. de C.V., que ésta recibió el 23 de julio de 2020, se lee el cronograma de entrega de informes sobre el Plan de Cierre, que hoy se advierte lejano.

En agosto de 2021 se entregaría el informe séptimo. Y para entonces, el vertedero “Los Laureles” ya debería estar cerrado, pero según las imágenes captadas este sábado 7 de agosto, aún sigue activo y con descarga de camiones.

Entre las páginas 10 y 11 del oficio que la Semadet entregó a Caabsa, se especifica que, aunque algunos estudios pueden demorar, esto “no modifica en ningún sentido la condición para la conclusión del cierre” programado en septiembre de 2021; es decir, en un mes.

– Incumplen compromisos para cerrar –

En otro documento enviado a esta reportera, se conoce el informe de mayo-junio de este año que Caabsa le entregó a Deborah Lucero Sobarzo, gerente de Seguridad, Medio Ambiente e Higiene de la Semadet, donde se le reporta un cumplimiento al 33% de los compromisos adquiridos para el cierre.

Sin embargo, para esas fechas todavía se reconocen amplios retrasos en el manejo del biogás que resulta de la descomposición de la basura. Es decir: de la toxicidad en el aire.

Precisamente, en la página 4 del informe de Caabsa se lee que se hicieron 185 viajes en pipa para la recolección de dos mil 337 metros cúbicos de residuos líquidos a la planta Agua Prieta.

También reportan que se plantaron 49 troncos de mezquite y huizache como actividad de amortiguamiento o “reparación”, lo que no guarda ninguna proporción real entre la dimensión del relleno con lo que representan menos de 50 árboles.
Remate / créditos

Elena Castolo Sánchez