Fotografía: EFE/Madla Hartz
Guadalajara, Jalisco.

“Cuando veas las barbas de tu vecino cortar, pon las tuyas a remojar”. Lo que está pasando en Europa y Asia con nuevos confinamientos y olas debido al nuevo linaje de la variante Ómicron, y que han relajado las medidas contra el COVID-19, como no usar cubrebocas, debe ser una muestra de lo que no se debe hacer en países donde todavía no llega ese linaje, advierte el rector del Centro Universitario de Ciencias de la Salud (CUCS) de la UdeG, José Francisco Muñoz Valle:

“En este momento, todavía nosotros no podemos hablar de que la pandemia ha terminado. En este sentido, creo que tenemos evidencia de lo que está pasando en otros países de Europa y Asia donde se están teniendo brotes de manera continua. Si bien nosotros hemos pasado una ola importante por Ómicron, pues ahora tenemos otro sub-linaje que es el ‘B2’, y que directamente puede favorecer el incremento de casos”.

Y con las vacaciones de Semana Santa y Pascua, esta posibilidad se incrementa todavía más.

Reitera que la vacunación, el uso del cubrebocas, el lavado continuo de manos o uso de gel alcoholado, así como la ventilación en espacios cerrados, son sin duda las mejores armas para reducir la trasmisión del SARS-CoV-2:

“Que sigamos tomando decisiones basadas en los antecedentes científicos y epidemiológicos, y que no tomemos decisiones políticas porque, finalmente, las decisiones políticas como el retiro de cubrebocas en algunos estados, que ya se ha hecho, pues queda muy claro que definitivamente no está fundamentado en la evolución propia de la pandemia, sobre todo cuando estamos visualizando que son estados que no tienen casos tan bajos como para tomar ese tipo de decisiones”.

Reiteró que las decisiones siempre deben ser tomadas por los expertos y con base en la evidencia científica.

Rocío López Fonseca

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here