Fotografía: Sven Hoppe/dpa
Múnich, Alemania.

El nuevo coche eléctrico de Volkswagen ID.Life será producido en España a partir de 2025 y permitirá el control de las principales funciones mediante un teléfono inteligente, anunció hoy el fabricante al mostrar un prototipo en el Salón del Automóvil de Múnich (IAA).

El pequeño coche llevará un sistema operativo que permitirá integrar por completo dispositivos externos. Por ejemplo, casi “todas las funciones podrán controlarse” a través de un teléfono móvil o una tableta, dijo un diseñador de la marca, al poner como ejemplo los módulos de navegación o entretenimiento.

“Excepto la conducción en sí”, agregó.

Esto requiere un complejo software de a bordo, que Volkswagen está desarrollando internamente en su nueva división Cariad.

El ID.Life se basa, al igual que otros modelos de la gama totalmente eléctrica, en el sistema modular eléctrico MEB.

El coche de algo más de cuatro metros de longitud que apunta hacia una clientela joven y urbana se fabricará principalmente con materiales sostenibles y tendrá un aspecto más bien minimalista.

“Cuanto menos adornos, mejor”, explicó el diseñador.

El tablero de mandos está integrado en una pantalla táctil en el volante. Los retrovisores exteriores e interiores ya no existen gracias a la incorporación de cámaras. También se incluirá una pequeña pantalla de cine y una consola de juegos de ordenador.

El jefe de la marca principal del Grupo Volkswagen, Ralf Brandstätter, señaló que el objetivo es “integrar el coche en el entorno vital”.

Además de producir el coche en España, la compañía alemana tiene previsto construir allí otra fábrica de baterías.
Bloc de notas