Fotografía: EFE/EPA/ Justin Lane
New York, EEUU.

El estado de Nueva York anunció oficialmente el miércoles el cese de la obligación de usar mascarilla en espacios cerrados, especialmente en comercios, restaurantes y empresas.

La gobernadora Kathy Hochul informó que la medida que estableció esa obligatoriedad no será renovada cuando expire, el jueves.

Indicó que en adelante serán las ciudades o empresas las que determinen si es preciso el uso de ese recurso contra el COVID-19 en lugares cerrados.

La obligación de llevar mascarillas se mantendrá, sin embargo, en las escuelas hasta marzo y serán los municipios y los comercios quienes determinarán luego si la exigirán a sus administrados y clientes, dijo Hochul ante la prensa.

A pesar de que el estado y la megalópolis de Nueva York fueron el epicentro de la pandemia en 2020, con al menos 38 mil muertes en dos años solo en la ciudad, Hochul dijo que hoy todos los indicadores de salud están “a la baja”.

“Es un panorama magnífico (…) No hemos terminado pero la tendencia está muy, muy bien orientada y por eso ahora estamos considerando una nueva fase de la pandemia”, dijo la gobernadora demócrata.

El estado de Nueva York se ha sumado a otros liderados por el Partido Demócrata que han anunciado medidas idénticas de abandono de la obligatoriedad de la mascarilla desde el lunes, como California, Nueva Jersey o incluso Connecticut.

El uso de mascarillas para prevenir el contagio por covid es un marcador político muy fuerte en Estados Unidos, donde la obligación de cubrirse el rostro es considerada una violación de las libertades individuales por gran parte de la derecha y del Partido Republicano.

Nunca una medida de ese tipo ha estado vigente en estados gobernados por republicanos, como Florida o Texas.

Los contagios por covid están en caída libre Estados Unidos, con poco menos de 250 mil casos diarios en promedio durante siete días consecutivos, según las autoridades sanitarias, lejos del pico de 800 muk casos alcanzado a mediados de enero.

Sin embargo, el 4 de febrero el país cruzó el listón de las 900 mil  muertes por COVID-19 en casi dos años, según la Universidad Johns Hopkins.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here