Fotografía: EFE/Str.
Jartum, Sudán.

Decenas de manifestantes resultaron heridos durante una nueva jornada de protestas multitudinarias en Sudán contra el golpe de Estado del pasado 25 de octubre y la cúpula militar que está al mando del país.

Miles de sudaneses convocados por los denominados comités de resistencia, quienes organizan las principales marchas en Sudán, tomaron las calles de la capital, Jartum, y otras localidades del país a grito de “El poder es para el pueblo, los militares a los cuarteles” y “El Estado es civil y no militar”.

En Jartum, más de 5 mil personas de diferentes ciudades se concentraron para cercar el palacio presidencial, donde se encuentra la residencia del presidente del Consejo Soberano y líder militar golpista, Abdelfatah al Burhan.

Las fuerzas de seguridad lanzaron gases lacrimógenos y bombas de sonido para dispersar a las multitudes, que se aproximaron a la puerta sur del edificio, lo que provocó decenas de heridos, según los organizadores.

El líder de los comités de resistencia en Jartum, Abas Al Taer, dijo que “más de 30 manifestantes resultaron heridos por (el impacto de botellas) de gas lacrimógeno, mientras que muchos más sufrieron asfixia”.

En este sentido, la Asociación de Profesionales de Sudán, uno de los principales grupos opositores en el país, denunció en un comunicado que las fuerzas de seguridad “utilizaron violencia excesiva contra los manifestantes”.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here