Fotografía: María Ramírez Blanco
Guadalajara, Jalisco.

Para los ciudadanos de Guadalajara, la escultura de 45 metros de altura del famoso arquitecto Luis Barragán que se construyó en las inmediaciones de la Calle Leandro Valle y Avenida 16 de septiembre, en Guadalajara, con un costo de cuatro millones de pesos, no tiene una trascendencia en el espacio público, que al menos, sientan cerca.

Tal es el caso de Michelle Cardona, joven rapero que suele transitar las calles de la zona quien compartió primero, desconocer la obra, su importancia en la ciudad, pero sobre todo dijo sentirse ajeno a la manera en la que el gobierno local renueva la infraestructura del espacio público.

¿Te sientes parte del espacio público?

“La verdad no, siento que sólo es para darle mejor vista al centro histórico como una inversión más, pero no sabemos qué hay detrás de todo eso”.

El proceso de construcción de la obra dio mucho que hablar a las personas que día con día transitan las calles; para algunas sólo vino afectar los traslados en el transporte público, y a poner en riesgo la integridad de los usuarios, al no haber una buena planeación y socialización.

Patricia Vazquéz, ciudadana compartió que:

“Esto fue un gasto innecesario hay otras cosas a cubrir que una escultura.Yo no le veo chiste, ni oficio, ni beneficio, las rutas se complicaron, la circulación, fue un gasto innecesario”.

Algunas otras personas esperan ver los beneficios del proyecto una vez que finalice la obra, es decir, esperan que el espacio público sea seguro, limpio, y transitable.

Otra de las ciudadanas, Denis Ayala expresó:

“Para empezar que haya más seguridad, porque va a haber más flujo de personas”.

El pasado 11 de noviembre el Gobierno de Jalisco anunció que se van a invertir 130 millones de pesos en una segunda etapa para mejorar el espacio público, y para el 2023 se espera incrementar el presupuesto.

María Ramírez Blanco

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here