Fotografía: EFE/ Sáshenka Gutiérrez.
Ciudad de México, México.

Las designaciones diplomáticas del presidente, Andrés Manuel López Obrador, que incluyen exgobernadores opositores y un aliado acusado de acoso sexual, amenazan con tensar la relación con España y Panamá, pero también con la oposición, feministas y el cuerpo diplomático.

El mandatario sorprendió esta semana con una lista de nombramientos en la que destacan los exgobernadores de Campeche, Carlos Miguel Aysa, y Sonora, Claudia Pavlovich, ambos del opositor Partido Revolucionario Institucional (PRI), además de Pedro Salmerón, historiador aliado que está señalado de acosar a alumnas.

Pavlovich será cónsul en Barcelona, Aysa embajador en República Dominicana y Salmerón en Panamá, donde agrupaciones civiles y feministas se han manifestado contra su nombramiento mientras en México arrecia la campaña “Un acosador no debe ser embajador” por presuntamente acosar a estudiantes del Instituto Tecnológico Autónomo de México (ITAM).

“Lo que se lee detrás de esas nominaciones es obviamente la complicidad, los pactos, el que México sigue teniendo un gobierno de compromisos más que en un gobierno de agenda pública e interés nacional”, expresó la internacionalista Arlene Ramírez Uresti.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here