Fotografía: Ignacio Pérez Vega
Guadalajara, Jalisco.

“Ni perdón ni olvido”.

Esa es la frase que se expresó durante la manifestación en la que participaron estudiantes de la Universidad de Guadalajara (UdeG) y algunas víctimas del “halconazo” de los días 4, 5 y 6 de junio de hace dos años, cuando elementos de la Fiscalía Estatal privaron de la libertad a alrededor de 50 manifestantes en los alrededores de la dependencia, quienes exigían justicia por la muerte de Giovanni López, golpeado por policías por negarse a usar cubrebocas en Ixtlahuacán de los Membrillos.

Betzabé, estudiante de Letras Hispánicas de la UdeG, fue una de las jóvenes a quien se detuvo en el cruce de la Avenida Lázaro Cárdenas y 8 de julio, la subieron a una camioneta y la detuvieron en las oficinas de la Fiscalía de la Calle 14, donde fue golpeada, amenazada y donde la dejaron incomunicada.

Ante ese hecho, que las víctimas consideran como un acto de “desaparición forzada” del Gobierno de Enrique Alfaro, Betzabé le pide a la población que ese acto arbitrario “nunca se olvide”.

Creo que es importante no olvidar porque hasta la fecha a mí me sigue afectando mucho. Justo en estas fechas para mí es muy complicado, incluso, salir a la calle, y en general todos los días, porque es recordar y volver a vivir todo ese dolor y sobre todo porque no solo yo no olvido, mi familia, que también todos los días tienen ese miedo de que algo nos pase. Durante todo el proceso que estuvimos buscando justicia había camionetas de la Fiscalía, camionetas sin placas de la Policía, tanto en donde nosotros estábamos, como alrededor de la casa”, relató.

El presidente de la Federación de Estudiantes Universitarios (FEU), Javier Armenta Araiza, quien convocó a la protesta en la Plaza de Armas, lamentó que la detención de los cerca de 50 manifestantes hace dos años, haya quedado en la impunidad, ya que únicamente se procesó a cuatro policías de la Fiscalía, a quienes los condenaron a pagar 28 mil 750 pesos por la desaparición forzada de las personas y los otros elementos ya están trabajando de nuevo en la Fiscalía.

Más de 100 elementos de la Fiscalía participaron en un intento de desaparición forzada a más de 50 jóvenes, estudiantes, profesores y profesoras de la Universidad, hecho que el gobernador dijo que no quedaría impune. Desafortunadamente, así ha sido desde nuestro punto de vista. No encontraremos otra manera de explicar, en un evento en el que participaron más de 100 policías, que solo cuatro hubieran sido procesados por abuso de autoridad”, explicó.

Durante el mitin, Natalia Juárez, profesora del Centro Universitario de Ciencias Sociales y Humanidades (CUCSH), expresó que el caso no puede caer en el olvido.

“Ya está siendo uno los episodios más oscuros. Pero, ¿saben qué? La única buena noticia que les tengo es: cada día que pasa es un día menos para este señor (Enrique Alfaro). Y otra buena noticia es que estamos aquí reunidos con muchísimo entusiasmo, porque vamos a exigir y seguiremos exigiendo justicia y no vamos a dar ni perdón, ni olvido a las víctimas del 5 de junio”, subrayó

Los oradores del mitin lamentaron que el caso está cerrado para la Fiscalía Estatal.

Ignacio Pérez Vega

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here