Fotografía: Antonio Campos
Guadalajara, Jalisco.

Por segunda vez en 50 años, el tianguis que se instala cada domingo en la calle 40, entre Avenida Revolución y Marcelino García Barragán, no se colocó.

Esto no había ocurrido más que en 1992, luego de las explosiones del aciago 22 de abril, relató doña Esperanza Chávez, vecina de la zona desde hace medio siglo.

“No hay tianguis, no sé porqué, le estoy preguntando a mi hijo que salió y dijo no hay nadie. ¡Está solo! Y la gente queda vueltitas con sus bolsas de mandado se regresa. Nunca lo habían quitado, en lo que vivo yo aquí nunca. Más de 50 años, nunca se había fallado el tianguis, nunca”.

La ausencia de este tianguis sorprendió a los marchantes. Como a Susana Gutierrez que ya no pudo surtirse.

“Todo, todo lo de la semana, tanto frutas como verduras, todo eso lo básico. Pero no, y si me da nostalgia porque por aquí vivo cerca si si se fijan hay muchos están poniendo por aquí. No hay tianguis…Si fíjese que sí porque si va uno a Walmart o a los autoservicios ahí está más caro. El arroz está a 22 el kilo y hay hasta 39 el kilo entonces pues sí. La verdad que si afecta”.

Claro que algunos vecinos no lamentaron la ausencia del tianguis, tanto como los compradores.

Un ejemplo es Raymundo Ramos, habitante del barrio desde hace 22 años y que por fin tuvo un domingo con paz y tranquilidad.

“Pues para nosotros sí fue una sorpresa agradable el no tener el tianguis aquí, con la afluencia de gente y pues ver la calle despejada y limpia”.

¿Qué problemática se generan cuando hay tianguis? “Pues el tráfico, vuelvo a repetir la limpieza de la calle, amanece los lunes tremendamente sucia y ya no se hace nada por limpiarla. Se encarga de limpiar el viento o los pocos vecinos que estamos aquí al frente de la calle”.

Otra problemática denunciada por los vecinos es el mal estado de las banquetas y la invasión de cocheras derivado de la instalación de este tradicional tianguis.

Julio Ríos