Operativo de Seguridad Buen Fin
Fotografía: EFE
Guadalajara, Jalisco.

No cede la violencia en la zona metropolitana a pesar de la llegada de 600 elementos federales que se sumaron a los mil 200 que ya estaban apoyando a la vigilancia de Jalisco.

Tan solo el viernes, primer día en que iniciaron los patrullajes de la Guardia Nacional y de Ejército Mexicano se registraron seis muertes violentas.

El primero de los casos ocurrió en la colonia El Vergel de Zapopan, donde fue asesinado el propietario de una tienda de semillas. En la Colonia Morelos, un hombre y una mujer quedaron sin vida tras una agresión a balazos cuando se encontraban en un convivio familiar en el ataque quedaron dos personas heridas.

Otro más ocurrió en la avenida Federalismo en la colonia El Batan donde un joven fue baleado en una vinatería, en el sitio se contabilizaron cuatro casquillos percutidos, en la Nueva santa María otro hombre quedó sin vida, y otro más quedó herido tras un ataque a balazos y en Tonalá, fue localizado el cuerpo de una persona en el interior de un refrigerador, el cadáver se encontraba amarrado de pies y manos.

Según uno de los mandos federales la llegada de más de medio millar de personal de la Guardia Nacional y del Ejercito Mexicano sería para reforzar el operativo de Paz y Seguridad 2018-2024.

Pero para el sábado la violencia no paró, debido que se reportó varios asesinatos.
Las autoridades reportaron el cuerpo de una persona en la carretera Saltillo a la altura del balneario Los Camachos, además de un hombre de aproximadamente 25 años que fue asesinado tras un ataque a balazos en una torre de departamentos en Miravalle en Guadalajara y otro más en la colonia Lázaro Cárdenas donde el cuerpo de un joven fue localizado sin vida en la banqueta de la calle Luis Morones, la victima presentaba un disparo de arma de fuego en la cabeza.

Henry Saldaña