Fotografía: EFE/ Isaac Esquivel.
Guadalajara, Jalisco.

En vísperas de las vacaciones de Semana Santa y de los incrementos en casos de COVID-19 debido al linaje BA.2 de Ómicron, y que por ejemplo en España ya es la variante predominante, los especialistas advierten que lo mismo podría pasar en México.

Esto debido al incremento en la movilidad de cara al próximo periodo vacacional y al relajamiento de las medidas en algunos países, indica el virólogo y miembro del Sistema Nacional de investigadores, José Ángel Regla Nava:

“La pandemia no ha terminado. Estamos viendo algunos brotes, principalmente en países europeos, en Estados Unidos, en ciertas regiones localizadas. Entonces, realmente tenemos que seguir con las medidas sanitarias actuales que tenemos ya algunos estados precisamente están considerando el retiro del uso de cubrebocas en espacios abiertos, pero finalmente es un virus respiratorio”.

Además, agregó:

“Entonces, la probabilidad de contagio más alta es en espacios cerrados, ahí la importancia de seguir con estas medidas sanitarias y, sobre todo, evitar sitios concurridos sin las medidas sanitarias correctas. Sabemos que ya existe un cansancio de dos años de pandemia, pero recordemos que aún estamos en riesgo”.

Hasta el momento, no se cree que la subvariante BA.2 sea más peligrosa que otras cepas, aunque hay indicios de que sí es más infecciosa.

Rocío López Fonseca

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here