CEDHJ
Fotografía: Proyecto Diez
Guadalajara, Jalisco.

En medio de una coyuntura bastante agitada por las agresiones registradas contra mujeres en Jalisco, un caso más alza las olas. Ahora es una niña de sólo 11 años quien fue torturada y hasta quemada. Y los hechos ocurrieron en un centro de rehabilitación de Tonalá.

Ocurrió en el centro Casa de Vida Camino a la Fortaleza, en la colonia Santa Isabel, y la agresión ocurrió este viernes 22 de julio. La menor de edad resultó lesionada en el pecho, abdomen, brazo y pierna izquierdos.

Y para sumar a esta omisión, la familia de la niña se enteró de esto un día después. Los trabajadores del centro, según publicó hoy El Informador, trataron de disfrazar el hecho como un accidente, pero fue la misma niña quien los desmintió, y de frente. Ella le dijo a su madre que le dieron un “chicharrazo”; es decir, que le detonaron una pistola taser en el cuello.

Debido a la gravedad de las heridas, la niña entró a protocolo para recibir injertos de piel.

Por su parte, la Comisión Estatal de Derechos Humanos ha abierto una investigación de oficio y dictó medidas cautelares a la Procuraduría de Protección de Niñas, Niños y Adolescentes y a la Secretaría de Asistencia Social del Estado, instituciones que deberán hacer lo que sea necesario para esclarecer el hecho y sancionar al centro de rehabilitación.

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here