poder y priorizar
Fotografía: Fátima Aguilar
Guadalajara, Jalisco.

Preguntarse si se toma en cuenta desde el periodismo otras miradas de movimientos sociales feministas, de desaparecidos y de desplazados, es algo muy necesario entre los periodistas.

Durante la mesa “Los periodistas y el poder”, como parte del foro “Los desafíos de la libertad de expresión, hoy”, la periodista Gabriela Warkentin evidenció la necesidad de alejarse de la cobertura institucional y del poder para conocer a las audiencias y sus problemas.

“Pero también, creo que tendríamos que voltear a ver, quienes estamos haciendo periodismo, quienes estamos haciendo medios, quienes estamos haciendo comunicación, ¿a quién le estamos hablando? ¿Quién es nuestro interlocutor? ¿Quién es nuestra audiencia? Porque aquí hemos hablado de todo, menos de nuestros lectores, nuestros televidentes, radioescuchas, ¿dónde están? ¿Les estamos dirigiendo de alguna manera? Y es una pregunta real”.

Añadió que las y los periodistas deben ser conscientes del riesgo de volverse intrascendentes por mantenerse centrados en el poder.

El periodista tapatío, Diego Petersen, coincidió en que, durante la cobertura de distintas fuentes, se pierde el foco en la sociedad, cuando ahí también debe estar el trabajo de este gremio.

“En el sistema de medios masivos perdimos, y tenemos que estar recordando continuamente, acordarnos que nuestro trabajo está en la sociedad y no nada más en ser interlocutores y reflectores del poder. Evidentemente hay una crisis en el modelo de negocio”.

Consideró que los medios de comunicación tienen menos poder con la decisión de los gobiernos de destinarles menos presupuesto, pero a su vez los hace tener un mejor periodismo, de confrontación y de servicio.

Para el periodista Pascal Beltrán del Río el periodismo cercano a los ciudadanos y de investigación no surgió en esta administración, sino que desde la pasada ya se hacía.

“El Presidente López Obrador recibió 30 millones de votos, ¿por qué votaron así? En buena medida por el trabajo que hicieron los medios de comunicación en periodos anteriores. No uno, no dos, yo creo que todos. Se puede opinar de las características de cada medio, de que tan cerca estuvieron del poder, pero en esos medios trabajan personas, trabajan periodistas. Y yo creo que hicimos nuestro trabajo”.

Finalmente, Julio Astillero consideró que la reducción de presupuesto a convenios de publicidad con los empresarios de medios de comunicación generó un cambio en esa relación, pero no para afectar la libertad de expresión y el buen periodismo.

“Ha de decirse, con mayor puntualidad, que hoy hay más libertad de expresión que nunca. Libertad de expresión, no de extorsión. No conozco un solo caso de injerencia de la Presidencia de la República en decisiones editoriales o laborales de algún medio de comunicación”.

Fatima Aguilar

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here