Fotografía: Isabel Reyes
Guadalajara, Jalisco.

¿Recuerdas cuando eras niño y jugabas rayuela?

Sí, el clásico avioncito o bebeleche que ponía a prueba tu equilibrio tras cada salto.

Un juego tradicional que se conoce en todo el mundo, al igual que “Rayuela” del escritor argentino Julio Cortázar, una novela que es un referente del boom latinoamericano. Ambos inspiraron al artista Sergio Araht a crear la exposición “Una rayuela y noventa revelaciones”.

Las noventa piezas que conforman la colección son hojas impresas de la obra de Cortázar, y están ilustradas e intervenidas de diferentes formas, es decir, Sergio juega con el texto y la imagen:

“Esta relación ya existe en la misma novela que plantea Cortázar, lo que yo hago en esta exposición es retomar un poco esa parte lúdica y esa parte de experimentación. Entonces, desde esta trasgresión que hizo Cortázar a través de la literatura, yo también el hecho de poner las hojas ahora con cuadros, intervenir cada una de esas hojas pues esa es mi aportación. En realidad, el juego de Rayuela ya está implícito en la novela y aquí en la exposición también hacemos un poco el juego del tablero”.

Además, la muestra forma parte de las actividades de Guadalajara Capital Mundial del Libro, pues en ella convergen la literatura, el arte y el diseño.

“Por eso se llama Noventa revelaciones porque para mí fue como textos ocultos es parte de esto de poesía opaca, es ir tachando todas las palabras, seleccionas algunas y te da otro contexto totalmente diferente. Entonces, vas a ver piezas que tienen que ver digamos con el medio ambiente o una cuestión social o más de introspección también filosófica, por decirlo de alguna manera. Entonces, cada pieza también va adquiriendo su propio carácter”.

Sergio destacó que los espectadores tendrán la posibilidad de explorar de tres maneras distintas “Una rayuela y noventa revelaciones”: de modo lineal, es decir, siguiendo el acomodo museográfico de las piezas; la segunda forma denominada “visitante cómplice” consiste en que las personas sigan el orden que indican los números colocados debajo de cada cuadro; o libremente sin obedecer regla alguna.

La exposición estará abierta al público hasta el domingo 14 de agosto en el Museo Raúl Anguiano, mejor conocido como MURA.

Isabel Reyes

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here