pubs británicos
Fotografía: EFE
Guadalajara, Jalisco.

En Jalisco son cada vez más las mujeres involucradas en la agroindustria de la cerveza artesanal como maestras cerveceras o fundadoras de una marca, en la entidad existen alrededor de 15 a 20 mujeres.

Karen Vaca Ruíz, comenzó a involucrarse en 2016 y ahora es una maestra cervecera, para ella estar dentro de la industria significa regresar al origen de la historia de la cerveza y de la agricultura, que data de 4 mil A.C. en Mesopotamia.

“La historia de la cerveza empezó con las mujeres, y estamos rescatando eso las mujeres porque en un momento la industria fue dominada solamente por hombres, pero la historia de la cerveza nos cuenta que fuimos las mujeres que principalmente hacíamos estos brebajes”.

Fotografía: María Blanco

En 2018 las mujeres cerveceras de México crearon el colectivo “Adelitas”, iniciaron 20, y a la fecha suman más 200.

Vanesa Cortina Ramírez, tiene ocho años en la industria cervecera, para ella el arte y cultura están involucrados durante el proceso de creación, primero porque reflejan la identidad mexicana y local a través de los sabores como chile, hoja santa, flor jamaica, maíz, chocolate.

“Realmente ahorita hay unas ganas de conocer y crecer y de saber más de los estilos, de que el paladar conozca más aromas, ya está haciendo una cultura para nosotros”.

Vanesa resaltó que dan identidad cultural a municipios como Autlán de Navarro, Yahualica y Ajijic, por mencionar algunos, al ser conocidos por la elaboración de su cerveza.

También hay cervezas que rescatan elementos propios de los lugares en su etiqueta, tal es el caso de “Barrio Chico” que se basa en la historia de uno de los primeros asentamientos de la Nueva España, el Barrio de Analco.

Guadalajara cuenta con lugares donde fomentan la cerveza artesanal y otras bebidas como el vino, como una experiencia sensorial y para el paladar, que hacen conectar con elementos propios de la tierra y de lugar.

Fotografía: María Blanco

Diego González Gómez, tiene un local en el corazón de la Ciudad, donde todos los jueves realizan catas de cervezas artesanales en compañía de los y las cerveceras.

“No nada más es una bebida para embriagarse, es una bebida para disfrutar, para combinar con alimentos, realmente es un mundo de estilos, nuestra labor es llevar esos estilos a la gente para que los conozca y los aprecien, y que entienda la diferencia de tomar una cerveza 100% malta a una cerveza industrial, que les están vendiendo agua con seriales baratos”.

Los ingredientes que se utilizan para una cerveza artesanal son 100 porciento grano y lúpulo, no se utilizan extractos o almidones, lo que le da un sabor más natural.

El tiempo de elaboración de una cerveza artesanal va de las tres semanas a los dos meses, mientras que la cerveza industrial está lista en cuatro días.

De acuerdo con la Asociación de Cerveceros Artesanales e Independientes de México (ACERMEX) el Estado es el principal productor de cerveza artesanal a nivel nacional, y el que más variedad de marcas y sabores ofrece en el mercado.

María Ramírez Blanco

Deja un Comentario

Please enter your comment!
Please enter your name here